Alertan sobre manipulación a los niños con comiquita de Maduro

Las críticas habían empezado con la inclusión de la Colección Bicentenaria a la escolaridad, pero en esta oportunidad los especialistas vuelven a advertir sobre los riesgos de la manipulación a los niños a través de la fijación de la imagen del líder chavista, Nicolás Maduro, como un salvador, valiéndose del estreno de la serie “Súper Bigote”.

El  contenido de esta serie es analizado desde el mesianismo, cuando cuestionan los antivalores del líder chavista. Lo califican como un trabajo hacia el inconsciente, que busca calar en el imaginario y memoria de los niños y adolescentes.

“Es una forma de manipulación, al asociar al Gobierno autoritario con un personaje ficticio pero histórico creado en Estados Unidos, reconocido como salvador de la Tierra“, señala el psiquiatra Marco Tulio Mendoza sobre el primer capítulo que fue transmitido a comienzos de diciembre por el canal del Estado, Venezolana de Televisión, inspirado en la crisis energética de 2019.

Lo asocian con Superman, jugando con los mismos colores pero invertidos en el traje de rojo que identifica al oficialismo chavista y capa azul. Otra simbología es a través de la mano de hierro, que denota esa fortaleza para enfrentarse a los enemigos y que la lista la encabeza el imperio estadounidense.

Mendoza explica que se juega con la sinergia de asociar a estos dos referenciales, para así blindar a Maduro con todas las virtudes del legendario personaje nacido a finales de la década de los años 30 y que se popularizó a partir de los 40 por todo el mundo en los comics, programas de radio y televisión, y posteriormente en varias películas. Una estrategia para calar en el imaginario y relacionarlo directamente.

Compruebe también

Disney promete versión de «Blancanieves» sin estereotipos

Disney prometió este martes que «evitará» utilizar estereotipos en la nueva versión de «Blancanieves» que …