Venezolanas prefieren esterilización quirúrgica ante métodos anticonceptivos inaccesibles

Magaly Guilarte optó por la esterilización quirúrgica como método anticonceptivo permanente a los 34 años de edad, ahora tiene 46 años. Para aquel momento ya tenía a sus dos hijos. La decisión de optar por este método ha sido históricamente común entre las mujeres de su familia. Antes que ella, su mamá y su tía también decidieron esterilizarse.

En el país la esterilización quirúrgica femenina es el principal método de anticoncepción, con 27 % de prevalencia por encima de la píldora (segundo lugar con 22 %), según datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) de 2021, realizada por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES-UCAB). De hecho, Magaly y sus familiares forman parte del 50% de las mujeres en Venezuela de entre los 40 y 49 años de edad que tomaron la misma decisión de la esterilización.

“La esterilización cambió mi ciclo menstrual. En lo personal, no lo recomiendo. Que los hombres se hagan la vasectomía”, expresó Guilarte sobre su experiencia tras el procedimiento quirúrgico para bloquear toda posibilidad reproductiva, lo que, según su propio relato, cambió su menstruación a cinco días de abundante sangrado, al punto de tener que usar toallas sanitarias post parto.

La ginecóloga María Alejandra Canelón, de la Asociación Civil de Planificación Familiar (Plafam), explicó que no todas las mujeres esterilizadas quirúrgicamente afrontan este tipo de efectos secundarios, sin embargo, añadió que la alteración en la anatomía de las trompas de falopio, cortando o quemando los vasos ováricos, puede provocar trastornos en la menstruación o en el metabolismo de algunas mujeres.

La esterilización femenina en mujeres jóvenes

La psicóloga clínica coordinadora ejecutiva de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Magdymar León, detalló que “desde hace muchos años se sabe que la esterilización quirúrgica es una opción valorada por las mujeres venezolanas” debido a que es una solución definitiva con respecto al uso de los métodos anticonceptivos. Sin embargo, León admitió lo sorprendente de los datos de la Encovi 2021 sobre la esterilización quirúrgica femenina.

“Esto ha venido aumentando progresivamente”, añadió León, quien también mencionó que este incremento en las esterilizaciones femeninas en el país parece estar influenciado por varios elementos:
  • Déficit de métodos anticonceptivos en el país: Entre el año 2016 y 2018 el índice de escasez de métodos anticonceptivos en el país llegó a estar entre 80 % y 100 %. En los años más recientes ha mejorado el abastecimiento, al menos en las farmacias privadas, pero los costos son muy elevados, y lo que ha llegado al país vía respuesta humanitaria no logra satisfacer la necesidad de anticoncepción de las mujeres en edad reproductiva”.
  • Valoración positiva entre la población femenina del país: “La histórica valoración positiva que se le ha dado a la esterilización quirúrgica por parte de las mujeres en el país, y es un tema que se va transmitiendo de generación en generación como opción válida y radical para no estar, por ejemplo, preocupándose mes a mes por el tema reproductivo.
  • Política de Estado: “Preocupa que en las políticas del Estado, como el Plan Quirúrgico Nacional y en programas que se ofrecen desde las alcaldías y gobernaciones, lo que se ofrece es la esterilización quirúrgica en detrimento de otro tipo de métodos anticonceptivos, e incluso sin promover suficientemente el uso del condón, porque efectivamente la esterilización protege de los embarazos, pero sigue el riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual.
  • Situación del país: Ante la situación crítica, ya sabemos desde Avesa que un altísimo porcentaje de mujeres jóvenes no está interesada en reproducirse por las implicaciones que tiene traer un hijo al mundo, y más dentro de la emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela.
Específicamente en el año 2016, la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fevarven) calculó 90 % de escasez de métodos de planificación familiar en el país.

En la actualidad, aunque existe mayor disponibilidad, un paquete de 21 píldoras anticonceptivas tiene un costo de entre 29 y 89 bolívares en farmacias privadas. Al cambio en divisas serían 6,08 y 18,66 dólares, respectivamente, según la tasa más reciente del dólar.

Ni la marca más barata se acerca al valor total del sueldo mínimo en Venezuela, el cual es de apenas siete bolívares (1,47 dólares aproximadamente), cifra establecida desde mayo de 2021 por el gobierno de Nicolás Maduro. Este salario también es reflejo del índice de pobreza extrema en el país, calculado por la Encovi 2021 en 76,6 %.

Según León, estos podrían ser los elementos que están llevando a este altísimo porcentaje en la prevalencia de la esterilización femenina en Venezuela. “Desde Avesa tenemos información de que mujeres muy jóvenes ya están solicitando la esterilización quirúrgica, muchas veces sin el conocimiento suficiente de lo que esto implica y de la radicalidad del mismo. Algunas, incluso, con ideas falsas de que este es un procedimiento reversible, añadió León.

Mujeres jóvenes 

Dentro de Plafam también han visto el aumento de mujeres jóvenes que solicitan la esterilización quirúrgica como método radical para evitar un embarazo. La gerente de programas de Plafam, Nelmary Díaz, explicó que uno de los patrones que más se repite en sus consultas es el de mujeres jóvenes que acuden a esta opción debido a que aseguran estar a cargo económicamente de otros familiares: padres, abuelos, hermanos.

En este caso ellas pasan por todo un proceso de evaluación psicológica para descartar que no haya una presión tras esta toma de decisión, y comprobar que sea una decisión voluntaria, explicó Díaz, quien también añadió que por año en Plafam realizan entre 400 y 500 esterilizaciones femeninas.

La Encovi 2021 estima que el promedio actual de hijos por mujer en Venezuela es de 2,23 hijos, promedio que se redujo considerablemente en los últimos 51 años debido a que en 1960 era superior a los 6 hijos.

La vasectomía también es una opción para los hombres

En Venezuela hay datos que demuestran la mínima participación de los hombres en la anticoncepción dentro de parejas heterosexuales. Para el año 2010, la Encuesta Demográfica de Venezuela (Endeve), investigación realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), estimó que 40 % de las mujeres en edad fértil estaban esterilizadas, mientras que solo 3,7 % de sus parejas recurrieron a la vasectomía.

Este incipiente porcentaje puede tener relación con la histórica creencia, según Díaz, de que dentro de una pareja heterosexual, la mujer, como es la que gesta, es la que debe debe esterilizarse. Ahora, si seguimos rompiendo este paradigma, dentro de las parejas también los hombres pueden tomar esta decisión sobre su cuerpo.

En cinco años Plafam ha vasectomizado a más de 1000 hombres. En su más reciente jornada gratuita, dos de los ocho participantes eran jóvenes de 20 y 27 años, ambos sin hijos. Engelbert Vivas (27 años) es abogado y tiene empleo, aunque aún no ha podido independizarse de sus padres. Sabe de la vasectomía desde hace dos años cuando por primera vez la consideró como una opción viable para él y su pareja.

“Uno para sus hijos y para su familia en general espera calidad de vida y al no tener los recursos económicos suficientes, aumenta la responsabilidad. Por eso en mis planes personales no veo para nada hijos. No me veo siendo padre ni a corto, mediano o largo plazo”, expresó Vivas.

Díaz explicó que a Plafam también llegan casos de hombres jóvenes que optan por la vasectomía debido a que se encuentran a cargo de familiares, tanto en lo económico como en el cuidado, por lo que prefieren no ser padres. Algunos de estos testimonios pueden estar asociados con la diáspora, la cual acumula más de 5,9 millones de venezolanos que han emigrado debido a las condiciones de vida de los últimos siete años en el país.

Esta realidad migratoria ha provocado que algunos familiares, adultos mayores o menores de edad, que por diversos motivos no han podido salir del país, hayan quedado a cargo de otros familiares. Sobre este tema, la Encovi 2021 estima que en Venezuela por cada 100 personas en edad laboral existen 65 personas dependientes (menores de 15 y mayores de 60 años de edad).

Diferencia entre la esterilización masculina y femenina

A diferencia de la esterilización quirúrgica femenina, la vasectomía es un procedimiento ambulatorio que solo en el que algunos casos necesita de anestesia local, y no anestesia general como en el caso de las mujeres, quienes, además pueden requerir de hasta 10 días de reposo luego de la intervención quirúrgica.

La vasectomía es menos dolorosa y es un método mucho más rápido que consiste en una pequeña incisión al nivel del escroto, el cual no necesita reposo prolongado”, añadió Díaz.

Aunque la edad no es limitativa para la toma de una decisión como la esterilización, Díaz también explicó que este procedimiento, tanto en mujeres como en hombres, incluye una previa evaluación psicológica de cada paciente, al menos en el caso de Plafam, ya que este es un requisito solicitado por el Ministerio de Salud.

En ninguno de los casos la esterilización debe ser forzada, hecho que ocurre mayoritariamente a mujeres que acuden al sistema de salud público. Hemos visto esterilizaciones quirúrgicas femeninas de manera forzada. A veces es lo único que ofrecen a las mujeres o porque tienen cierta cantidad de hijos son esterilizadas sin su consentimiento, eso no debe pasar, y está pasando, explicó Díaz.

Notiespartano/CrónicaUno

Compruebe también

INAC mantendrá restricciones aéreas desde y hacia Venezuela

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac), informó este martes en horas de la noche …