La importancia de elegir bien es decidir a favor del pueblo por Morel Rodríguez Ávila

Insistimos: se aprecia en todas partes una mayoría creciente cuya disposición a ejercer el #21N su derecho al voto se siente. Ocurre en todos los estratos y constituye, como pocas veces, una decisión que bien merece calificarse de extraordinaria; de jornada que igualmente será histórica y de formidable ejemplo de cuánto los venezolanos aprecian, quieren y defienden a la democracia, el mejor de los sistemas que de verdad ofrece libertades, que facilita los cambios que requiere una nación para ordenar mejor su inmediato futuro y garantizarle la mayor suma de beneficio a su nacionales. Asunto muy distinto, diametralmente, de otras ideologías que para imponer sus intereses reprimen, coartan y con sus perjudiciales medidas lo que logran es que el país retroceda, que el progreso se detenga, que el desarrollo se paralice.

Reiteramos: esa sólida mayoría busca la paz, la estabilidad, que la economía se componga, fortalezca y vuelva a ser sostén, columna y piso del verdadero crecimiento, que se detuvo en 1998, cuando parte del pueblo creyó en los mesías que, a tambor batiente, después de intentar derrocar la democracia, que los había formado, tuvieron que utilizarla y lograron el poder. Esa mayoría, que busca a través del voto solucionar pacífica, legal y democráticamente lo que al país agrava, es la que dejó atrás su escepticismo y, de frente y masivamente, acudirá a marcarse su inmediato destino en el acto comicial.

Aseguramos que la decisión tiene fundamentos, y explicarlos uno a uno sería muy largo. Las pruebas sobran. El venezolano lleva ya dos décadas siendo víctima del más despiadado y pésimo modo de gobernar, que le ha generado toda clase de calamidades. El votar resulta la única respuesta válida y constitucional para que cese tanto daño, tanta falla, tanta desidia, tanta irresponsabilidad.

El pueblo ya no quiere seguir cargando la pesada cruz que se traduce en la crisis más dura y trágica de toda su historia contemporánea. Quiere dejar atrás tan doloroso pasado y asegurar, con su asistencia a los Centros de Votación, que esta vez no se equivocará, y que el camino que les marcarán los resultados del #21N será el correcto.

En cuanto corresponde a nuestro querido estado Nueva Esparta, esa disposición se palpa con toda facilidad, -y no es cuestión de ser o no modesto, porque lo afirmado es cierto-, en cada concentración, caminata, casa por casa, conversatorios, reuniones y asambleas en las que mi candidatura viene recibiendo las más palpables demostraciones de afecto, apoyo e inamovible respaldo, la decisión es unánime: La importancia de elegir bien es decidirse a favor del pueblo.

Y así ocurrirá, finalmente.

@MorelRodríguezA

Compruebe también

La lección del Maestro Normalista por Manuel Manuel Avila

La lección de su vida al hacerle ver que en políticas no hay enemigo pequeño.