La matriz de opinión por Manuel Avila

Cuando una matriz de opinión se siembra en el alma de los pueblos es difícil que cualquier ambicioso candidato pueda desvirtuarla. No se trata de caprichos políticos sino de manejar lo que piensa la gente y reflejarlo en la opinión de los ciudadanos. Desde hace buen rato las encuestas señalan que Morel es la esperanza de los neoespartanos y eso está certificado en un 49% que la encuesta Datincorp de Jesús Seguías, el asesor y encuestador del Gobernador reflejó en su estudio de campo.

Cómo tiren los dados se queda en el aparato el Gobernador que aun cuando sus ambiciones lo llevan a querer dividir para impedir que Morel corone como mandatario regional, está equivocado porque tendrá que ver de nuevo al roblero llevando las riendas del estado.

Con esos números que señaló Datincorp hace un par de semanas donde se señala que si las elecciones fueran hoy ganaría Morel Rodríguez de manera cómoda y que la tesis que con la oposición dividida no se gana es parte de los análisis descabellados de los legionarios del Gobernador que le falló a Nueva Esparta.

En medio de un clima político-electoral confuso con tantas ambiciones desatadas se mantiene la fortaleza de Morel en las encuestas y que hace buen rato ha puesto al Fracasado en la orilla del precipicio deshojando la margarita a ver si se retira o no de la carrera electoral.

El fracaso del Gobernador durante 4 años llevó a los neoespartanos a sacarlo de las posibilidades de reelegirse por cuanto no realizó un mandato de cara a su pueblo y se auto condenó en sus aspiraciones reeleccionistas. En realidad, estos 4 años de mandato del mandatario no sirvieron para nada porque no solventó ninguno de los problemas fundamentales de la gente. En esa ruta del no hacer nada se encontró en el camino con el Protector y juntos construyeron un estado de abandono de una región próspera que cayó en las manos de unos incompetentes sin alma.

Ahora cuando estamos en plena campaña electoral no encuentra el binomio que abandonó a Nueva Esparta la fórmula para subir en las encuestas y en los resultados uno llega a 12% y el otro apenas frisa el 6%. Ante esa realidad los margariteños y cochenses están preparados para reconstruir a Nueva Esparta con su voto como instrumento de cambios. Esa es nuestra realidad y apunta a una decisión masiva de un pueblo que no acepta manipulaciones y que ha decidido cambiarle la ruta a la gobernanza en Nueva Esparta.

Con una gobernación técnicamente cerrada hace año y medio el mandatario regional se dedicó a no hacer nada y se le fue el tiempo lanzando quejas y lloriqueando por la falta de recursos. A final de cuentas perdió el tiempo en el mando al no realizar obras de ninguna naturaleza para terminar con una gestión en cero. Por la otra parte el Protector solo se ocupó de levantar polvaredas y cortinas de humo, pero no resolvió ninguno de los problemas capitales de los insulares. En medio de esa lucha por el poder salió de perdedor el pueblo de Nueva Esparta. En esos 4 años de dimes y diretes los neoespartanos se perdieron en medio de la crisis económica y social que agobia a una sociedad que sufrió las políticas desafortunadas de dos irresponsables que no supieron llevar las riendas del estado.

Con esa falta de gobernanza se fundieron las esperanzas de los neoespartanos que vieron las ejecutorias alocadas de dos tipos sin la menor idea de cómo se gobierna una región. Esa lucha titánica entre Gobernador y Protector los convirtieron en dos perdedores que se auto proclaman como ganadores y ante los neoespartanos solo son figuras fracasadas que no merecen tener más nunca las riendas de esta región.

A Nueva Esparta no la convencen ni la tarjetica devaluada de la MUD convertida en un espejismo electoral sin votos y un Protector que no tiene fuerza en el liderazgo y que cree contar con una tarjeta del PSUV que va sin liderazgo y solo cuenta con los votos de las nóminas oficiales y con más nada. Ante esa realidad electoral es Morel la figura que destaca en la opinión pública insular y por eso los números de 49% representan a dos meses del 21N la verdadera radiografía de los resultados electorales en Nueva Esparta.

Así son las cosas en un estado Nueva Esparta donde el hecho político es duro y donde se manejan esquemas electorales del pasado para tratar de subir las cuestas electorales y donde no es posible superar una matriz de opinión que tiene rato sembrada en el alma insular.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Zapatero y la mina de oro por Laureano Márquez

Zapatero tiene una mina de oro en Venezuela. Siempre pensé que la afirmación se hacía en sentido metafórico