La pintura más blanca del mundo entra en el Libro Guinness

El pasado mes de abril, un equipo de científicos de la Universidad de Purdue publicó un estudio sobre el desarrollo de la pintura blanca más blanca del mundo. Al menos hasta ese momento. Sin embargo, que su investigación mostrara que era la pintura capaz de reflejar un mayor porcentaje de la luz que incidía sobre ella, no podía considerarse un récord. Para eso, debía ser evaluada por los jueces del Libro Guinness, quienes por fin han llegado a una resolución: formará parte de la deseada lista a partir de la edición de 2022.

Y no es para menos. La anterior pintura blanca más blanca, presentada pocos meses antes, reflejaba un 95,5% de la luz. Es un gran porcentaje. Sin embargo, esta alcanza hasta un 98,1%. Prácticamente perfecta.

Pero lo mejor es que no solo sirve para presumir de haber encontrado por fin el blanco más blanco del que hablan los anuncios de lejía. También es una herramienta muy eficaz para ahorrar energía y combatir el calentamiento global. Puede parecer disparatado, pero desde luego que no lo es.

La pintura blanca más blanca, por fin en el Libro Guinness

La pintura blanca anterior se había elaborado a base de partículas de carbonato cálcicosuspendidas en un medio de pintura acrílica. Los resultados fueron buenos, pero les faltaba algo.

Por eso, para la que ahora entra en el Libro Guinness de los récords, probaron con otra sustancia: el sulfato de bario. Se trata de un potente blanqueante; por lo que, a más cantidad, más blanca sería la pintura. El problema es que a partir de una concentración determinada el resultado se volvía escamoso y quebradizo al secarse. No se podría pintar bien una superficie con ella.

Pero encontraron una solución, ya que vieron que si jugaban con el tamaño de las partículas, añadiendo unas más grandes que otras, se organizaban, dando lugar a una pintura blanca suave y homogénea, incluso después de secarse. Y todo eso sin perder su capacidad de reflejar la luz.

Esto permitiría ahorrar energía, ya que los edificios pintados con esta pintura blanca se mantienen más fríos, por reflejar la luz del sol. De hecho, en algunos de los experimentos que se realizaron lograron enfriar una casa más que algunos aparatos de aire acondicionado, sin el consumo de energía ni las consecuencias negativas para el planeta que estos conllevan.

Sobran los motivos para considerar un gran invento esta pintura blanca que ahora, además, pasa al famoso libro Guinness de los récords. Ya podemos decirlo con total seguridad: se trata de la pintura blanca más blanca.

Compruebe también

Cinco lugares alrededor del mundo para ver tiburones

Pocas experiencias pueden compararse con observar a un tiburón en su hábitat natural. Si te …