El reto de la oposición será superar las fracturas de cara al #21N

A un par de meses para que se lleven a cabo las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembrela oposición tiene el desafío titánico de convencer a los electores que apuestan no solo por un cambio, sino también derrotar al chavismo. Esto no será una tarea fácil, dado que llega a este proceso electoral con diversas fracturas y sin una unidad clara, lo que aviva sus disputas.

Uno de los estados donde la pugna ha estado álgida en los últimos días ha sido el de Miranda, dado que aún no cuenta con un candidato unitario, ya que por una parte se encuentra David Uzcátegui, quien es promovido por varios alcaldes, mientras que por otro lado se encuentra Carlos Ocariz, quien cuenta con el apoyo del exgobernador de la entidad y excandidato presidencial, Henrique Capriles. De no llegar a un consenso se corre el riesgo de volver a perder el estado que se ubica como el segundo más poblado de Venezuela.

Toda esta situación se da, a pesar de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) habilitó nuevamente la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la cual esta inhabilitada desde el año 2018 y con la que la oposición logró imponer la mayoría parlamentaria en la elección de la Asamblea Nacional de 2015.

El reto de loa coalición antichavista es lograr nuevamente la confianza de los seguidores, a quienes no convocaron a las urnas desde 2017, en la que también se eligieron a los gobernadores.

Sobre todo este panorama, el presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró que los sondeos que se presentan en la actualidad muestran que un 20,4% estaría “muy dispuesto” a participar en las elecciones del 21N, mientras que un 40% estaría “dispuesto a votar”.

León indicó que si los comicios se llevaran a cabo el próximo domingo, la participación de electores rondaría en un 40%, asegurando que si bien la tendencia es positiva, esta podría crecer aún más.

La máxima autoridad de Datanálisis aseguró que lograr que acuda entre el 40 y 50 por ciento es sin duda un gran reto, dado que  “la oposición es mayoría sobre el total del país, pero el chavismo está completamente comprometido con el voto y pueden representar del 20 % al 25 % de la población total”.

Este panorama lo que hace es empujar a la coalición antichavista a buscar convencer a la población a votar, pese de venir de un lustro de boicot electoral y estimular a una ciudadanía cansada.

La gente se cansó de la propuesta de abstención, que te dice, básicamente, ‘mira no hagas nada’, pero no te da una alternativa”, destacó.

Cuando no pasa nada, cuando tú no votaste, tu adversario ganó y ejerce poder, te vuelven a llamar a la abstención en parlamentarias y lo único que ocurre es que el Gobierno controla el Parlamento, llega un momento en que sientes que esto no va por aquí”, afirma.

Hay que recordar que la oposición llamó a no participar en las elecciones legislativas de 2020 y en las presidenciales de 2018, lo que a pesar de restar legitimidad, permitió a Nicolás Maduro reelegirse y al chavismo obtener el 92% del Parlamento.

Ante este panorama, asegura que hay un deseo de algunas personas en participar en estos comicios, dado que es lo único que pueden hacer en busca de una solución.

Sin embargo, también hay algunas trabas, como por ejemplo contar las con las garantías pertinentes que requiere un proceso electoral, sumado a las fracturas internas de la oposición.

No es verdad que toda la oposición está unida; se llama unidad pero no es verdad. Yo diría que es uno de los momentos con mayores problemas de facturas y división”, reitera León.

Precisó además que en algunos casos, la oposición cuenta con unos candidatos que son catalogados como “dinosaurios” que llegan a un acuerdo, pero no cuentan con el respaldo de la gente.

Notiespartano/Analítica

Compruebe también

Maduro anuncia sistema de defensa comunal

Maduro lideró este jueves una reunión con los Comandantes y el Alto Mando de la Fanb y recomendó  crear un sistema de defensa comunal