Abrazados desde hace 1.500 años en China

El esqueleto masculino yace con un brazo extendido en el lado izquierdo de la tumba, sosteniendo el abdomen del esqueleto femenino a su lado. El de la mujer apoya la cabeza sobre su hombro y su mano izquierda descansa sobre su cintura. En su dedo anular se ve un simple anillo de plata.

Las posturas de los esqueletos descubiertos en una tumba doble excavada en una necrópolis de China el verano pasado sugieren que el hombre y la mujer fueron enterrados juntos y colocados de esta manera como una muestra del amor que compartían. Se cree que los restos de la pareja, que datan del periodo Wei del Norte (386 a 534 d.C.), son el primer descubrimiento de este tipo en China.

Según Qian Wang, paleoantropólogo y profesor de la Facultad de Odontología de la Universidad Texas A&M, el entierro conjunto en sí mismo no es único. El cementerio de más de 600 tumbas, excavado en junio de 2020 por el Instituto Provincial de Arqueología de Shaanxi en la ciudad de Datong, contiene al menos otros dos entierros conjuntos. Pero los dos esqueletos casi completos que así se abrazan son un «descubrimiento notable», a juicio de Wang, por la rara oportunidad que ofrece de asomarse a las actitudes culturales en China durante este período de tiempo.

«Refleja los pensamientos de la humanidad hacia la muerte y la valiente búsqueda del amor y la fe en la otra vida», dijo el paleoantropólogo en un comunicado de la Universidad Texas A&M.

El descubrimiento de los esqueletos y la evaluación de Wang de su importancia se detallan en el International Journal of Osteoarchaeology.

No se descarta ninguna hipótesis

El hombre, que se cree que tiene alrededor de 30 años, sufrió una fractura sin cicatrizar en el cúbito del brazo derecho. También falta parte del cuarto dedo de su mano derecha, lo que sugiere que podría haber vivido «una vida muy enérgica, tal vez un guerrero, o algo así», según Wang. La mujer tiene unos 35 años y parece haber tenido un problema con una de sus muelas del juicio.

«Parecen plebeyos», dijo Wang, pero más allá de eso, poco más se ha podido deducir sobre sus vidas.

La presencia del anillo de plata simple en el dedo anular de la mujer lleva a Wang a creer que los individuos probablemente eran marido y mujer. Según la información que ofrecen sus esqueletos, son posibles varias hipótesis sobre cómo murieron.

«La mujer gozaba de mejor salud que el hombre. Tal vez el hombre murió por una infección de algo y la mujer decidió suicidarse para ser enterrada con él», dijo Wang.

No se pueden descartar otras posibilidades, pero los autores del artículo coinciden en que lo más probable es que la mujer se sacrificara para ser enterrada junto a su esposo.

Durante la dinastía Wei del Norte, unos 500 años después del confucianismo, se elogió el romance entre hombres y mujeres. Wang dice que las actitudes hacia el «amor libre» eran algo liberales, y muchas historias de amor célebres tuvieron finales trágicos similares a ‘Romeo y Julieta’. Describe la historia popular de los ‘amantes de las mariposas’, en la que una mujer salta a la tumba de su amante fallecido y sus espíritus emergen de su tumba como mariposas, para nunca volver a separarse.

«Se elogió este tipo de expresión libre de la búsqueda del amor, y se elogió y aceptó el suicidio por amor», afirma Wang.

Tendría sentido que las familias de la pareja colocaran sus cuerpos de tal manera que mostraran su vínculo en la vida, con el anillo de bodas visible de la mujer como símbolo de su amor. Wang señala que, si bien el dedo anular del esqueleto masculino falta en la mano derecha visible, es posible que la mano colocada debajo del esqueleto femenino también pueda llevar un anillo de matrimonio. Ambos esqueletos permanecieron enterrados para una futura exhibición en un museo y no han sido completamente expuestos.

 

Compruebe también

Un buzo encontró espada de hace 900 años en el mar Mediterráneo

Un buzo descubrió una espada de hace 900 años en el mar Mediterráneo junto a …