Consejos para disfrutar en pareja si tienes la menstruación

Tener la menstruación no debería ser una excusa para no tener relaciones sexuales. De hecho, practicarlo puede aumentar el placer y la intensidad de los orgasmos. Aun así, son pocas las parejas que lo practican en esta fase del ciclo femenino, muchas de ellas por desconocimiento.

Según un reciente estudio de la empresa de copas menstruales Intimina,  anque una amplia mayoría (81%) no ve negativo practicar sexo con la menstruación, cerca del 70% de las mujeres y de los hombres considera que no es algo que le guste hacer especialmente durante esos días. Además, más de la mitad de ellos (54%) asegura que prefiere no practicar sexo con mujeres que tienen la regla, frente a un 33% que solo mantendría relaciones sexuales si conoce bien a la mujer.

Múltiples beneficios

Los expertos en sexualidad consideran que si se conocieran los beneficios de mantener relaciones sexuales durante la menstruación, las cifras cambiarían. Practicar sexo menstruando puede aliviar los dolores de la regla. De hecho, se han realizado estudios en los que se ha concluido que los orgasmos pueden aliviar los dolores hasta en un 40%. Hablamos de dolores en general, no solo menstruales; y de orgasmos, no solo los conseguidos por penetración, sino los logrados por cualquier tipo de estimulación”, cuenta Antonio Murillo, psicólogo, sexólogo, coach sexual y responsable del Grupo de Trabajo de Psicología, Sexología y Pareja de la Delegación de Córdoba del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental.

De hecho, según el experto, “muchas mujeres dicen que mantener relaciones sexuales teniendo la regla alivia algunos síntomas, como la hinchazón de los pechos o los dolores menstruales, teniendo reglas más cortas y menos dolorosas, que se reduce el estrés, se mejora el sistema inmunológico y sobre todo, se disfruta más”, cuenta Murillo.  

Los orgasmos, añade Pilar Ruiz, responsable de Intimina, son más intensos y “pueden aliviar los calambres menstruales y ayudarnos a relajarnos y a dormir mejor”. Además, según ella, “la regla también hace que aumente el nivel de lubricación natural, por eso el sexo durante la menstruación puede ser más placentero”.

En cuanto a la predisposición de la mujer a tener sexo en estos días, hay disparidad de opiniones y de sensaciones. La realidad es que, según el estudio, casi la mitad de las españolas tiene mayor deseo (44%) durante la regla, pero sólo el 32%  mantiene relaciones sexuales, sobre todo en los días finales de la regla (cuando se mancha menos).

Aumenta el deseo

Según comenta Murillo “hay mujeres que se sienten más sensibles al tacto, más excitadas y que pueden alcanzar orgasmos más intensos durante el período y esto se debe a que durante la menstruación, va aumentando la producción de algunas hormonas y neurotransmisores implicados en la libido, hasta alcanzar los valores máximos en la fase más fértil del ciclo menstrual, unos 14 o 15 días después de la ovulación”.

En este aumento del deseo, también puede influir el hecho de que la mujer “se siente más lubricada y que haya comprobado que los orgasmos alivian el dolor de la menstruación”, apunta Murillo. 

Con todo esto a favor ¿por qué un alto porcentaje de parejas son reticentes a tener sexo en estos días?  La respuesta a esta pregunta es clara: por el sangrado. “La posibilidad de llegar a manchar durante el acto sexual es un factor que genera rechazo tanto en la mujer hombre”, indica Ruiz. Aunque Murillo apunta otros “basados en falsas creencias populares que asocian la regla con algo sucio o impuro”. En opinión de ambos expertos, esto no debería ser un inconveniente ya que hay fórmulas que se pueden aplicar para practicar sexo en esta fase de la mujer.

Consejos para hacerlo

Para tener relaciones sexuales placenteras durante la regla el primer consejo es escuchar a la pareja. “Es importante que haya complicidad entre las personas que comparten la experiencia”, recuerda Murillo. Así, por ejemplo, “si una mujer siente dolor o molestias durante la menstruación, puede que prefiera tener relaciones de forma más relajada, con más ternura, tomando un baño o ducha caliente antes o durante la sesión sexual; o tal vez prefiera tener sexo con más intensidad, o puede que no le apetezca tener relaciones en esos momentos”. Todo esto “dependerá de cada persona y de cada momento”.

Lo único que hay que tener en cuenta es que “se puede manchar y que habrá que tomar las medidas adecuadas para ello”.

Hay que tener en cuenta que “la menstruación es un proceso natural que, si no hay problemas fisiológicos, como trastornos en la regla, grandes dolores, molestias excesivas o un sangrado demasiado abundante, no hay que intentar alterar”, recuerda Murillo.

Pero es cierto que se pueden adoptar medidas para llevar lo mejor posible las incomodidades derivadas del sangrado en sí. Así, por ejemplo, “se pueden poner toallas para que se recoja la sangre y no manchar sábanas o colchones o elegir un lugar de fácil limpieza como la ducha o la bañera”. 

Por su parte, Ruiz recuerda que, además, existen en el mercado copas menstruales “que pueden  usarse durante el coito, por lo que permiten mantener relaciones íntimas en cualquier momento del mes”. 

Otras opciones: masturbación

Si la mujer siente deseo sexual durante la regla pero su pareja no quiere ni oir hablar del tema, existen otras formas de satisfacer el deseo. Y es que, como apunta Murillo, “las relaciones sexuales no son solamente el coito o la penetración. Las relaciones sexuales también son besos, caricias, abrazos, sexo oral, sexo anal, masturbaciones, petting, palabras, actitudes, juegos, seducción… Las personas que prefieren no tener penetración durante la menstruación pueden elegir el tipo de sesión sexual que prefieran, incluso pueden elegir no tener ninguna”. 

Para Ruiz, “la masturbación es una buena opción en estos días porque, además de producir orgasmos, permite la liberación de hormonas relajantes que pueden ayudar a sobrellevar mejor los calambres o reglas dolorosas”. Ella aconseja “explorar el cuerpo” que “es fundamental para poder mantener relaciones sexuales placentera, y, durante la regla, observar cambios y nuevas sensaciones”.

Embarazo, infecciones y anticonceptivos

Una de las preguntas más habituales en relación a las relaciones sexuales durante la menstruación es la que está relacionada con la posiblidad de embarazo. Es falso que durante la regla las mujeres no pueden quedarse embarazadas y es importante saberlo para adoptar las medidas adecuadas. “Las posibilidades de quedar embarazada durante la menstruación son pocas, pero existen”, señala Murillo.

En teoría, “durante la menstruación no debería poder quedarse embarazada una mujer pero la secuencia del ciclo menstrual varía de una mujer a otra y puede cambiar de un período a otro en la misma persona”, explica. Por consiguiente, “si no se desea concebir, es mejor no arriesgar y utilizar algún método anticonceptivo, incluso si se está en período de descanso de anticonceptivos orales”.  

En cuanto al riesgo de infecciones de transmisión sexual, este es igual con la regla que sin ella. “Debido a la actividad sexual, se pueden transmitir igualmente”, señala Murillo, de ahí la importancia de utilizar el preservativo. 

Sobre el riesgo de otras infecciones en la mujer, el sexólogo recuerda que “el pH de la vagina se desequilibra, lo que puede propiciar condiciones de temperatura y humedad que faciliten el ambiente adecuado para la proliferación de hongos. Esto puede ocurrir sin necesidad de mantener relaciones sexuales, puesto que es debido a cambios en la flora vaginal, ocasionados por la regla.

Notiespartano/CuídatePlus

Compruebe también

Amigovios: Amigos con derecho a qué?

La forma en la que se vinculan las personas afectivamente ha evolucionado a través del …