El hotel de gran lujo abierto en los terrenos del Palacio de Versalles en Francia

La semana pasada abrió sus puertas Le Grand Contrôle, el hotel del grupo Airelles situado dentro de los terrenos del Palacio de Versalles. Con vistas a la Orangerie y sus cientos de naranjos, al lago artificial, conocido como la Pièce d’Eau des Suisses, y al palacio, Le Grand Contrôle aspira a ser uno de esos alojamientos que debe figurar en la agenda de todos los viajeros adinerados del mundo, encantados de admirar de cerca una parte de la historia de Luis XVI y María Antonieta.

Ubicado en tres edificios históricos que datan de 1681 (Le Grand Contrôle, Le Petit Contrôle y el Pavillon des premières cent marches), el hotel cuenta con catorce habitaciones y suites, incluida una de 120 m². Además, los clientes podrán probar el trabajo en la cocina de Alain Ducasse (veinte estrellas Michelin llevan su nombre). Y, por supuesto, acceder de formar privada al palacio todas las noches, una vez que todos los visitantes se han marchado. El palacio es hoy un enorme museo, con su Salón de los Espejos cargado de candelabros y aproximadamente 2.300 habitaciones llenas de pinturas, tapices y otros tesoros. En el exterior, los jardines también son una obra maestra.

Sexto hotel Les Arielles

Le Grand Contrôle es la sexta propiedad de la colección de hoteles de Les Airelles, situados en Courchevel, La Bastide en Gordes, Mademoiselle en Val d’Isère y Château de la Messardière y Pan Deï Palais en Saint-Tropez. También se habla de la adquisición de una propiedad en Venecia, que estaría lista para abrir en 2023. Todos de gran lujo. Y –desde luego– muy caros: el precio de la habitación en el nuevo hotel empieza en 1.700 euros, incluyendo un mayordomo, visitas diarias al Château de Versailles y al Trianon; acceso a los terrenos del Palacio –incluyendo el uso de barcos y carros de golf– y desayuno, té de la tarde y minibar.

Los huéspedes se verán transportados al siglo XVIII, gracias a la restauración y diseño de interiores de Christophe Tollemer. Este arquitecto y diseñador de interiores de gran prestigio se ha inspirado directamente en el vecino Palacio del Petit Trianon, construido entre 1762 y 1768, que también puede visitarse de formar privada cada mañana, y en el estilo personal de Luis XVI, centrándose en 1788 como punto de referencia, año en el que María Antonieta redecoró el Petit Trianon, así como en el del último inventario de Le Grand Contrôle.

Preservación de su historia

Varios artesanos franceses se han encargado de la restauración y recreación de los numerosos elementos históricos, como los suelos, las telas, la piedra y los paneles de madera. El hotel se ha vestido en su mayor parte con muebles originales de la época y Tollemer ha colaborado estrechamente con Emmanuelle Vidal-Delagneau, una especialista muy experimentada en patrimonio y arte francés, en la selección de arte y objetos auténticos de los siglos XVII y XVIII.

Cada habitación es diferente, decorada según el estilo del siglo XVIII, con muebles y telas de época y numerosas obras de arte. Y cada una lleva el nombre de personalidades que tuvieron una estrecha relación con la propiedad, como Jacques Necker (director general de finanzas de Luis XVI), Madame de Fouquet (una célebre dama de la alta sociedad que se casó con el Marqués de Fouquet, héroe de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos) y Madame de Staël (famosa novelista, ensayista y filósofa, y amiga íntima de María Antonieta).

El spa Valmont, con un fresco pintado a mano y un suelo de mármol de Carrara en forma de tablero de ajedrez, está directamente inspirado en el patio de mármol del Palacio. Los huéspedes podrán relajarse de forma realmente regia con una piscina cubierta de 15 metros, un hamman, una sauna y un programa de tratamientos de spa.

Compruebe también

Perú Lambayeque se destaca por ser una región agroindustrial

Según la jefa de Ferias del gremio, Shirley Pulache García, Lambayeque tiene importantes productos como …