OMS se enfrenta a una posible reorganización

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) – La Organización Mundial de la Salud, en el centro del manejo lento y vacilante que ha tenido el mundo de la pandemia de COVID-19, se enfrenta a una posible reorganización destinada a evitar que futuras epidemias destruyan vidas y medios de subsistencia.

Los ministros de Salud acordaron el lunes estudiar recomendaciones para ambiciosas reformas propuestas por expertos independientes para fortalecer la capacidad tanto de la agencia de Naciones Unidas como de los países para contener nuevos patógenos.

Según la resolución presentada por la Unión Europea y adoptada por consenso, los Estados miembros deben estar firmemente involucrados en la conducción de las reformas a través de un proceso de un año.

El COVID-19 ha infectado a más de 170 millones de personas y ha provocado la muerte de casi 3,7 millones, según un recuento de Reuters de cifras oficiales nacionales.

Los ministros de Salud de los 194 estados miembros de la OMS también se reunirán a partir del 29 de noviembre para decidir si inician negociaciones sobre un tratado internacional destinado a reforzar las defensas contra cualquier pandemia futura.

«En este momento, los patógenos tienen la ventaja, están emergiendo con mayor frecuencia y, a menudo, en silencio en un planeta que está desequilibrado», dijo el director de emergencias de la OMS, Mike Ryan, en su asamblea ministerial anual.

«Necesitamos convertir eso mismo que nos ha expuesto en esta pandemia, nuestra interconexión, necesitamos convertir eso en una fortaleza».

Las decisiones, aprobadas en comisión, se adoptarán formalmente en una sesión plenaria más tarde el lunes, el último día de su asamblea de una semana.

Un panel, encabezado por la exprimera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark y Ellen Johnson Sirleaf, expresidenta de Liberia, indicó que se debe establecer un nuevo sistema global para responder más rápido a brotes de enfermedades para ayudar a garantizar que ningún virus futuro cause una pandemia tan devastadora como el COVID-19.

Los expertos, que encontraron fallas claves en la respuesta global a principios de 2020, dijeron que la OMS debería tener la facultad de enviar investigadores rápidamente para perseguir nuevos brotes de enfermedades y publicar sus hallazgos completos sin demora.

También pidieron la creación de un Consejo de Amenazas para la Salud Global, que será dirigido a nivel de jefe de estado y gobierno, para mantener el compromiso político con la preparación para una pandemia.

«El mundo fue golpeado por este virus sin estar preparado. Y si otro virus surgiera mañana, este sería el caso» , sostuvo la semana pasada Björn Kümmel, del Ministerio de Salud federal de Alemania.

Una luz verde para este proceso de tratado es el mayor compromiso para aprender de esta crisis que esta Asamblea podría haber enviado. Es la forma más efectiva de asegurarse de que la crisis de salud mundial se convierta en la última».

(Reporte de Stephanie Nebehay. Editado en español por Janisse Huambachano/Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4U0B5-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU promete “respuesta adecuada” a Irán por ataque a buque

EEUU aseguró este domingo que Teherán es responsable del ataque del pasado jueves al petrolero "Mercer Street”, frente a las costas de Omán