“Paradís” de Javier Vidal: Una mirada teatral hacia la realidad migratoria

El enfrentamiento a una nueva idiosincrasia es parte de lo que viven los migrantes al arribar a nuevas tierras y esto lo refleja a plenitud “Paradís”, la obra teatral del actor, dramaturgo y director de teatro Javier Vidal, quien lleva a las tablas del Trasnocho Cultural una experiencia familiar con un toque de ficción que hoy es palpable para muchos y con fuerza en Latinoamérica.

“Paradís” es la historia de Libertario (Tario), su hermana Rocío, su cuñado Jaume y de quien pasa a ser su esposa durante la obra, Rusé.

Todos juntos representan lo que fue la figura del migrante en 1955, cuando llegaban españoles, italianos, portugueses y ciudadanos de otras naciones a buscar su “paraíso” en Venezuela. Un futuro mejor que encontraron a medias porque se toparon con una dictadura de la que aparentemente no se hablaba en la radio o la televisión, la de Marcos Pérez Jiménez.

El relato forma parte del pasado familiar de Javier Vidal, quien comparte mediante esta obra un fragmento personal con el público, que aunque se remonta a 1955 rememora a un presente donde la migración en Latinoamérica va elevando sus números y a una Venezuela con la migración forzosa a flor de piel por la crisis económica, política y social. 

“Aquí manda un dictador, aunque no se nota”, es una de las frases célebres de uno de los personajes, para refugiarse en el ideal de una “Venezuela moderna en desarrollo”, donde “hasta la libertad” había que “terminarla de hacer”, en comparación con su España natal donde imperaba la dictadura franquista.

Jan Vidal, Josette Vidal, Vicente Peña y Claudia Rojas son los nombres reales de quienes dan vida a “Paradís”, llevando a escena su llegada de España a Venezuela en barco.

Alma Musical

“Adiós mi España querida, dentro de mi alma, te llevo metida. Aunque soy un emigrante, jamás en la vida, yo podré olvidarte”, es una de las piezas interpretadas durante la producción teatral, tema original de Juanito Valderrama, que acompañado con “Dos gardenias” y el tema “Yo soy la otra” con letra de Javier Vidal, le dan el alma musical a la obra.

Iluminada con el amarillo propio del Caribe, colores tenues y la sencillez de una puesta en escena que se vale de lo cotidiano y simple de una familia que busca hacer su vida en tierras lejanas, el vestuario y la utilería te transportarán automáticamente a una Venezuela de mediados de siglo XX: un radio de la época y un televisor de tubos catódicos, la excusa perfecta para trasladar la historia de Javier Vidal en el tiempo.

La pieza teatral, galardonada con la Mención Honorífica del tercer concurso de Dramaturgia del Trasnocho, ya está disponible en las tablas del Trasnocho Cultural en Las Mercedes. El público podrá asistir cumpliendo con las medidas de bioseguridad hasta la primera semana de julio, para luego mudar la obra a la plataforma web, metodología que viene usando el mundo cultural para no dejar morir el arte en medio de la pandemia por el Covid-19.

El teatro se reinventó 

En marzo 2020 la pandemia afectó a Venezuela como ya lo venía haciendo en otras partes del mundo y los artistas dejaron las tablas en medio de lo que pasó a ser una cuarentena radical con el mundo cultural pausado, pero que los llevó a disponer de plataformas digitales, a innovar para que el arte también sobreviviera al virus.

Para 2021 bajo un esquema denominado 7 más 7 el teatro pudo retomar la presencialidad aunque de manera distinta: con distancia social, público con tapabocas y restricciones por el Covid-19.

Notiespartano/800Noticias

 

Compruebe también

Anuel AA podría dejar la música por el deporte

El artista urbano, Anuel AA, podría dejar la música tras convertirse en el nuevo dueño …