Asesores del primer ministro japonés instan a subir el salario mínimo y continuar la reforma fiscal

Por Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 14 may (Reuters) – Los asesores del sector privado del primer ministro japonés, Yoshihide Suga, pidieron el viernes que se aumente el salario mínimo este año fiscal para estimular el consumo privado, mientras la tercera economía del mundo trata de contener una prolongada pandemia de coronavirus.

Los cuatro asesores del Consejo de Política Económica y Fiscal pidieron al Gobierno que se atenga a su objetivo de equilibrio presupuestario, ya que el gasto masivo relacionado con el coronavirus ha puesto a prueba la carga de la deuda pública más pesada del mundo industrial.

Las propuestas, formuladas en la reunión del Consejo, podrían reflejarse en las orientaciones políticas del Gobierno a mitad de año, que servirán de base para el presupuesto del próximo año fiscal, que se elaborará a finales de diciembre.

Si la economía avanza hacia la normalización con la ayuda de las vacunas, se espera que el PIB real vuelva a los niveles anteriores a la pandemia ya en otoño, según dijeron los asesores en la reunión.

Sin embargo, los riesgos a la baja justifican una gran atención, según añadieron, dado que a finales de abril se decretó un tercer estado de emergencia por coronavirus en la capital, Tokio, y en algunas otras zonas, que se ha prorrogado hasta finales de este mes.

Los asesores afirmaron que los aumentos salariales, incluido el salario mínimo, deberían impulsar el crecimiento sostenible y prevenir la pobreza, especialmente entre los trabajadores sin contrato fijo mal pagados, muchos de los cuales son trabajadores a tiempo parcial y con contratos temporales.

Japón debe recuperar el impulso para aumentar el salario mínimo hasta los 1.000 yenes por hora para lograr una rápida recuperación económica, dijeron, pidiendo que se continúen los esfuerzos realizados en los últimos años.

El salario mínimo había subido un 3% de media anual desde el año fiscal 2017 hasta el 2019, pero dejó de subir el año fiscal pasado porque la pandemia supuso un golpe para los beneficios empresariales.

El objetivo de Suga de aumentar el salario mínimo se enfrenta a la dura oposición de las pequeñas y medianas empresas de Japón, preocupadas por su supervivencia durante la pandemia.

Japón ha elaborado tres paquetes específicos para la pandemia por un valor combinado de 3 billones de dólares. Se ha comprometido a equilibrar el presupuesto primario, que excluye la venta de nuevos bonos y los costes del servicio de la deuda, para el final del año fiscal en marzo de 2026, con el fin de reencauzar las maltrechas cuentas públicas.

(Reporte de Tetsushi Kajimoto. Editado por Gerry Doyle, traducido por Michael Susin)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4D0H1-BASEIMAGE

Compruebe también

Libertades civiles en riesgo ante uso de la inteligencia artificial advierte la ONU

Libertades civiles en peligro ante el impacto de la Inteligencia Artificial Bachelet pidió frenar el desarrollo de algunas de ellas