EEUU reforzará el personal de salud pública para combatir el COVID-19 y otras futuras pandemias

WASHINGTON (Reuters) – El Gobierno del presidente Joe Biden desembolsará 7.400 millones de dólares para reforzar los equipos de trabajadores de salud pública de Estados Unidos, actualmente bajo fuerte estrés por la pandemia del COVID-19, y se preparará para futuras epidemias y emergencias sanitarias, dijo el jueves la Casa Blanca.

Los fondos, asignados como parte del paquete de ayuda por 1,9 billones de dólares impulsado por el Gobierno de Biden y aprobado por el Congreso en marzo, se usarán para reclutar y contratar a un amplio espectro de trabajadores de la salud, a fin de ayudar con las vacunaciones, las pruebas y el rastreo de contactos, indicó un comunicado de la Casa Blanca.

De los 7.400 millones de dólares disponibles, un tramo de 4.400 millones se destinarán a los departamentos de salud pública estatales y locales para abordar los brotes de enfermedades y contratar enfermeras escolares.

También se usarán para expandir la capacidad de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para rastrear brotes y crear equipos de militares dedicados a la salud pública.

Los restantes 3.000 millones de dólares serán usados en reforzar los equipos de salud primaria locales con miras a futuros desafíos, con énfasis en la contratación de empleados de diversas áreas, dijo la Casa Blanca.

Estados Unidos está haciendo progresos en sus esfuerzos por superar la pandemia del coronavirus, que causó la paralización de buena parte del país el año pasado y devastó su economía, dejando más de 582.000 muertos a la fecha.

Después de una ola invernal de infecciones por COVID-19, los nuevos casos han estado disminuyendo durante cuatro semanas seguidas y la cifra de muertes también ha caído, ya que más de un tercio de la población ha sido vacunada. El clima más cálido también ha ayudado a reducir la propagación del virus.

Casi 154 millones de personas en Estados Unidos habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 hasta el miércoles, dijeron funcionarios estadounidenses.

(Reportes de Steve Holland y Susan Heavey; Editado en español por Marion Giraldo)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4C0VF-BASEIMAGE

Compruebe también

Kim admite «tensa» situación alimentaria en Corea del Norte

Kim advirtió este miércoles de una posible escasez de alimentos en Corea del Norte,  sonando las alarmas  de una hambruna