«Herederos del fascismo no deben juzgarme» pide Alexander Lukashenko

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, afirmó este viernes (07.05.2021) que no permitirá que le juzguen «los herederos del fascismo», después de que un grupo de abogados alemanes le denunciaran a él y a su aparato de seguridad ante la Fiscalía General de Karlsruhe por crímenes contra el derecho internacional.

«El Reino Unido, Estados Unidos, Francia podrían haberlo hecho, porque después de todo fueron parte de la coalición, pero los herederos del fascismo no deben hacerlo. ¿Quiénes son ellos para juzgarme? ¿Por proteger a ustedes y a mi país?», dijo el líder bielorruso, según la agencia oficialista BELTA.

Según informó el diario alemán Der Tagesspiegel, cuatro abogados berlineses han denunciado -en nombre de diez víctimas- a Lukashenko, en el poder desde hace 26 años, y al aparato de seguridad del país por su actuación en las protestas antigubernamentales que estallaron en agosto de 2020 tras unas fraudulentas elecciones presidenciales.

Los juristas Mark Lupschitz, Onur Özata, Roland Krause y Benedikt Lux explicaron que tienen más de 100 casos documentados de torturas por parte de funcionarios bielorrusos en el marco de las detenciones masivas que se produjeron en las protestas y la posterior persecución judicial de manifestantes y opositores mayoritariamente pacíficos.

Lukashenko recordó este viernes, a raíz de la denuncia, que uno de cada tres bielorrusos murió en la Segunda Guerra Mundial contra Alemania nazi y muchos más fallecieron en la posguerra. «Los nazis tienen la culpa del genocidio de los bielorrusos, de los soviéticos aquí», sostuvo el gobernante. En abril, la oficina del fiscal general bielorruso abrió un caso penal por el «genocidio» de la población del país durante la Segunda Guerra Mundial y la posguerra.

Bielorrusia fue proporcionalmente el territorio más castigado, ya que se calcula que perdió en torno al 25% de su población durante la Gran Guerra Patria (1941-1945) como se denomina el periodo del conflicto comprendido entre la invasión nazi de la Unión Soviética y la capitulación de Alemania.

De acuerdo con BELTA, más dos millones de personas murieron en Bielorrusia a manos de los invasores. Durante la ocupación nazi se efectuaron más de 140 operaciones punitivas de gran envergadura y fueron destruidas y quemadas más de 9.000 aldeas y ciudades.

Notiespartano/DW.com/Reuters

Compruebe también

Rusia es solidaria con Venezuela ante amenazas de injerencia

Rusia a través de Serguéi Lavrov, dijo que se “solidariza con el Gobierno venezolano “ante las amenazas de injerencia