El Salvador sigue conversaciones con FMI por financiamiento, descarta ayuda de China

Por Nelson Renteria

SAN SALVADOR (Reuters) – El Salvador mantiene avances en conversaciones con organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para asegurar un financiamiento de 1,300 millones de dólares que necesita para complementar su gasto y reducir la carga del servicio de la deuda, dijo el jueves el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

El funcionario aseguró que confía en que las negociaciones con el FMI salgan adelante y negó que exista una oferta de financiamiento por parte de China o incluso conversaciones con el gigante asiático, desechando especulaciones al respecto.

«No vemos un escenario en el que el acuerdo con el Fondo (FMI) fracase, para nada», dijo en entrevista con Reuters.

Zelaya también descartó que la tensión política generada por el cese de varios funcionarios judiciales por parte del Congreso, puedan tener un impacto en las negociaciones.

El fin de semana, legisladores salvadoreños votaron por destituir a los magistrados de la Corte Suprema y al fiscal general, una decisión que fue vista por opositores como un intento del presidente Nayib Bukele de tomar el control de los órganos del Estado.

Washington criticó duramente la decisión de los diputados desatando preocupaciones de que el FMI, cuyo miembro con mayor poder de voto es Estados Unidos, pudiera revaluar el programa.

«(Los sucesos) no tienen ninguna afectación», sostuvo Zelaya, y dijo que El Salvador no buscaba asegurar un acuerdo con ningún socio no tradicional del país centroamericano.

De igual forma, dijo que tampoco afectan las charlas que mantiene con otros organismos como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) en busca otros recursos.

(Reporte de Nelson Rentería; Escrito por Abraham González; Editado por Noé Torres y Adriana Barrera)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH45177-BASEIMAGE

Compruebe también

Castillo se acerca a la victoria en Perú la corrupción persigue a Fujimori

Castillo a punto de ganar la presidencia, mientras la derechista Keiko Fujimori busca anular boletas y enfrentar un nuevo pedido de prisión