BCE mantiene política sin cambios, ve oportunidad para rebote

Por Balazs Koranyi y Francesco Canepa

FRÁNCFORT, 22 abr (Reuters) – El Banco Central Europeo dejó sin cambios su política monetaria el jueves, tal y como se esperaba, y mantuvo el flujo de sus abundantes estímulos pese a que vio razones para esperar un firme rebote en la economía de la zona euro para este año.

El BCE está manteniendo los costes de endeudamiento cerca de mínimos históricos mediante la compra masiva de bonos para ayudar a que el bloque monetario de 19 países supere una recesión que ha mantenido cerrados colegios, tiendas, restaurantes y hoteles durante la mayor parte del último año.

Sin embargo, es de esperar que el crecimiento se recupere rápidamente a partir de mediados de año, a medida que se controlen las infecciones por COVID-19, se acelere el ritmo de la vacunación y se eliminen las restricciones, lo que plantea interrogantes sobre cuánta ayuda del BCE sigue siendo necesaria.

«Hay señales claras de mejora», dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en una conferencia de prensa. «El progreso en las campañas de vacunación y la prevista relajación gradual de las medidas de contención respaldan las expectativas de un firme rebote de la actividad económica durante 2021».

No obstante, destacó que la situación general sigue «nublada por la incertidumbre» ante factores como la posible propagación de nuevas variantes del virus, riesgos a las condiciones de financiación y continuadas presiones sobre sectores atribulados de la economía.

El rendimiento de los bonos gubernamentales alemanes a 10 años, el referencial para la zona euro, subía 0,5 puntos básicos, al -0,25%, tras el comunicado del BCE.

La decisión de mantener las tasas sin cambios, que se daba por descontada, prepara el terreno para una batalla en la reunión del 10 de junio, en la que los dirigentes del organismo tendrán que decidir si ralentizan la compra de bonos, incluso aunque eso implique dejar que el costo del préstamo suba.

En marzo, las autoridades del BCE acordaron acelerar las compras este trimestre. En junio reevaluarán la decisión y algunas están pidiendo ya una reducción en el tercer trimestre.

«El Consejo de Gobierno espera que las compras en el marco del PEPP (Programa de Compras de Emergencia Pandémica) sigan realizándose a un ritmo significativamente mayor que en los primeros meses del año», dijo el BCE, repitiendo su indicación de marzo.

En la rueda de prensa se solicitó varias veces a Lagarde que precisara el calendario y el debate en torno a una futura reducción, pero destacó que cualquier decisión «dependerá de los datos».

«Durante este Consejo de Gobierno no discutimos una reducción gradual del PEPP, porque es prematuro», afirmó.

Al ritmo actual, es probable que el BCE agote su cuota de compras antes de la finalización prevista del PEPP el próximo marzo. La decisión de junio será, por tanto, una señal crucial para saber si el PEPP, de 1,85 billones de euros (2,22 billones de dólares), puede concluirse a principios del próximo año.

El holandés Klaas Knot, uno de los miembros más conservadores del Consejo de Gobierno, ya ha dicho que es posible empezar a reducir las compras a partir de junio. Otros responsables de la política monetaria europea se han opuesto a esta idea, afirmando que es prematuro hablar de una reducción de las compras en vista de la mortífera tercera ola de la pandemia.

(1 dólar = 0,8328 euros)

(Escrito por Mark John; editado en español por Carlos Serrano)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3L0YU-BASEIMAGE

Compruebe también

PETRÓLEO-Barril sube, pero preocupaciones por COVID contienen ganancias

Por Jessica Resnick-Ault NUEVA YORK (Reuters) – Los precios del petróleo subieron el viernes, revirtiendo …