Venezolanas exigen igualdad de género en el escenario político

La lucha por la igualdad de género, en Venezuela, también pasa por la dirigencia política y los espacios que se han ganado las mujeres que, activamente, movilizan sectores y trabajan por conseguir respuestas a las inquietudes y necesidades de la sociedad.

La política lleva consigo un trabajo de fondo que no todos están dispuestos a llevar a cabo. Hay muchas limitaciones de tiempo y espacios, pero la voluntad siempre debe estar presente. Este es el caso de mujeres venezolanas que se dedican activamente a la actividad política en el país. Superando críticas por su labor y, principalmente, por su género.

No solo se trata de temas como la economía del país, la seguridad nacional o planes sociales dictados por el Ejecutivo. Más bien, muchas de ellas trabajan desde las bases, porque la política no solo se trata de presidentes y diputados, como menciona Lustay Franco, dirigente nacional del partido Acción Democrática y secretaria general de la FCU – UCV.

La lucha por la igualdad de género, en Venezuela, también pasa por la dirigencia política y los espacios que se han ganado las mujeres que, activamente, movilizan sectores y trabajan por conseguir respuestas a las inquietudes y necesidades de la sociedad.

La política lleva consigo un trabajo de fondo que no todos están dispuestos a llevar a cabo. Hay muchas limitaciones de tiempo y espacios, pero la voluntad siempre debe estar presente. Este es el caso de mujeres venezolanas que se dedican activamente a la actividad política en el país. Superando críticas por su labor y, principalmente, por su género.No solo se trata de temas como la economía del país, la seguridad nacional o planes sociales dictados por el Ejecutivo. Más bien, muchas de ellas trabajan desde las bases, porque la política no solo se trata de presidentes y diputados, como menciona Lustay Franco, dirigente nacional del partido Acción Democrática y secretaria general de la FCU – UCV.

La política estudiantil abre muchas puertas

La política estudiantil también ha ganado espacios en medios de comunicación, en las luchas y manifestaciones sociales. Diversos dirigentes políticos de la actualidad tuvieron un paso por la actividad estudiantil, en las que se curtieron y comenzaron su camino en la política nacional.

«La política estudiantil me dio la oportunidad de conocer el país, las demás instituciones universitarias, a los miles de estudiantes de educación superior que, luego, se convirtieron en compañeros de lucha«, dijo Franco.

Del lado de las universidades privadas, la situación no es muy distante. Las mujeres que entran a la participación política buscan cambiar aspectos negativos de sus instituciones como punto inicial para empezar a mejorar el país. Este es el caso de Karen Requena, que fungió como vicepresidente del área académica y de acción social de la escuela de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

«Cuando llegué a la universidad lo que me motivó a estar en la política estudiantil universitaria fue el querer hacer las cosas bien desde lo micro, la UCAB, a lo macro, Venezuela«, esgrimió Requena.

Asimismo, agregó que no hay una motivación más grande para ser activista que el querer hacer las cosas bien. «En nuestro país se critica mucho a la política venezolana, en general, sin hacer nada al respecto por eso. El querer hacer las cosas bien y tomar cartas en el asunto fueron fue lo que me motivó a formar parte de la política».

Actividad política de mujeres en constante crecimiento

La actividad política de las mujeres, a nivel mundial, ha ido en crecimiento constante en los últimos 10 años. Desde dirigentes estudiantiles, pasando por diputadas hasta candidatas presidenciales. Y, gracias a esto, la igualdad de género es tema principal en gran cantidad de países.

El despertar del interés por la actividad política no tiene una edad fija en cada una de las personas. En este caso, se encuentran miembros de partidos políticos que iniciaron su activismo pasado los 30 años, por señalar ejemplos.

«Desde los 13 años estoy involucrada con el partido Acción Democrática. Empecé en el bachillerato, a movilizar, activar y concientizar acerca de lo que era la educación media general y el estado en el que se encontraba. Posteriormente, llegué a la educación superior universitaria, que es cuando me doy cuenta de la grave situación que atraviesa, las necesidades de alumnos y profesores», explicó Lustay Franco. 

Asimismo, Dayana Rojas, quien es coordinadora de la juvenil en Los Salias para el partido Vente Venezuela, ve cómo, gracias a su trabajo, muchas mujeres de temprana edad quieren participar en la política nacional.

«Estar ahí en las comunidades, ver cómo se te acercan las niñas a preguntarte de qué va tu trabajo y que te digan que de grandes quieren hacerlo no tiene precio. De eso se trata construir el futuro del país, yendo lugar por lugar a mostrar el trabajo. Mucho más cuando ese trabajo es apreciado y motiva a más mujeres a participar, activamente, en la política«, detalló Rojas.

Convicción y pasión, las claves para mantenerse 

Luchar constantemente contra el sistema y arbitrariedades es un proceso desgastador, en el que sólo reconforta estar peleando lo correcto o lo justo.

«La pasión y la convicción son claves en la política, más en el área estudiantil. Eso me cautivó de la política estudiantil. Todos queremos disfrutar de esa etapa, qué mejor que ayudar a otros a que también puedan percibir lo bueno«, expresó Franco.

La sociedad venezolana suele subestimar la política estudiantil y no darle la importancia que merece. Es así como las dirigentes estudiantiles no gozan de los mismos espacios que sí les conceden a los hombres de la misma rama

«Las mujeres caemos en la justificación de que la discriminación de género exista o no. Ahí es donde debemos poner el ojo a cada escenario de nosotras, cuando vayamos a presentar alguna idea o proyecto«, manifestó Lustay Franco.

«No he tenido experiencias negativas por ser mujer, pero sí es notable que la mayoría de los cargos de los representantes estudiantiles, históricamente, han sido de hombres«, explicó.

Además, detalló que en su casa de estudios, la UCAB, se dio un cambio muy importante para las mujeres que se dedican a la política estudiantil. «Una de las cosas que me parece bastante honorables y gratificantes es que, en la UCAB, dos de los tres consejeros universitarios son mujeres, una de ellas estudiante de Comunicación social», finalizó.

Próximo paso: pasar de influir a incidir en la política nacional

Preguntadas acerca de cuál debe ser el próximo paso de las mujeres en la dirigencia política, comentó que es momento de incidir y no solo influir.

«Influimos, pero no incidimos. Nuestro próximo paso debe ser ese, entrar en la toma de decisión. Esto solo lo lograremos con una concientización en todos los sectores, la importancia de la necesidad y relevancia de las mujeres», comentó la dirigente nacional de Acción Democrática.

Gracias a las diversas gestiones de activistas políticos, sin distinción de género, se ha logrado que cada vez sean menos los espacios en los que no haya presencia de mujeres en los debates sociales.

«En un escenario en el que no se vea la participación activa de mujeres, hay que cuestionarlo profundamente. Ese escenario no entiende lo que el país y la sociedad necesita. Una mejor sociedad pasa por la inclusión responsable en la toma de decisiones de las mujeres«, finalizó Franco.

Notiespartano/2001

Compruebe también

Director del PMA ONU llega a Venezuela para firmar convenios

Director del PMA ONU llegó a Venezuela donde "firmaremos importantes convenios de alianza y de acción para la seguridad alimentaria