Cómo superarlo y razones para no practicarlo

Terminar una relación suele ser doloroso y conflictivo. El ghosting es la escapatoria que encuentran algunas personas para finalizar vínculos y evitar dicha incomodidad.

Las redes sociales han abierto un amplio abanico de posibilidades a la hora de establecer relaciones a través de internet. Esto, pese a ofrecer numerosas ventajas, hace cada vez más frecuente el ghosting, un fenómeno del que probablemente hayas sido víctima o, incluso, hayas practicado.

Imagina la siguiente situación: conoces a una nueva persona de forma virtual, la conversación fluye e, incluso, tenéis varias citas. Todo parece marchar a la perfección, pero de pronto un día desaparece.

No lee tus mensajes, no contesta tus llamadas y te bloquea el acceso a todos sus perfiles. Nunca vuelves a saber de esta persona. Esto es, precisamente, el ghosting: cortar el contacto sin dar explicaciones ni ofrecer al otro la oportunidad de reaccionar.

¿Qué consecuencias puede generar el ghosting?

Con la llegada de internet, la forma de relacionarse ha cambiado. Proliferan las relaciones líquidas y la empatía hacia los otros se ha reducido de forma considerable.

Se ha perdido de vista que las acciones tienen repercusiones en los sentimientos de los demás y se ha desentendido la responsabilidad afectiva. Sin embargo, conductas como el ghosting pueden generar consecuencias muy negativas.

Quien lo recibe puede sufrir grandes daños en su autoestima, sentirse avergonzado, humillado y rechazado. Además, puede involucrarse en un duelo más largo y complicado de lo habitual debido a que se le priva de darle un cierre a la relación. Esto puede derivar en problemas de confianza en futuras relaciones.

Por su lado, quien practica el ghosting también puede experimentar consecuencias. Principalmente, el sentimiento de culpa y los remordimientos por haber dañado a otra persona con quien compartía un vínculo; no obstante, también, la vergüenza y el malestar por no saber hacer frente y resolver las situaciones sociales complicadas.

¿Cómo se puede superar el ghosting?

Es posible que, si aún no te ha ocurrido, en algún momento tengas que enfrentarte al ghosting. Por lo mismo, te ofrecemos algunos consejos para superarlo y prevenir sus consecuencias.

Acepta lo que ha sucedido

Una reacción inicial muy común cuando la otra persona desaparece es pensar que le ha ocurrido algo y, por eso, no contesta. Esto puede llevar a buscarla o tratar de contactarla insistentemente sin obtener respuesta, dañando aún más la autoestima propia.

Es importante aceptar lo que ha ocurrido, asumir que el otro ha escogido no volver a tener contacto; pero, además, es necesario aceptar que se trata de una situación dolorosa, reconocer la tristeza, la decepción o la ira que el ghosting genera.

Evita el ghosting por tu salud mental

Es fácil caer en la inercia del nuevo tipo de relaciones que surgen a partir de internet. No obstante, cuidar tu espacio mental y tu salud emocional (y también la de los otros) ha de ser prioritario.

Por ello, trabaja en ti, en tus miedos e inseguridades, en tus habilidades sociales y reafirma tus valores, de modo que no tengas que recurrir al ghosting y que sepas sobreponerte y salir reforzado si en algún momento te toca vivirlo. Tú eres tu mayor red de seguridad.

Compruebe también

OMS admite lenta respuesta al inicio de la pandemia Covid-19

OMS admiten la lenta reacción de éste en los primeros meses de crisis sanitaria a la hora de dictar recomendaciones y tomar medidas