¿Por qué duele tanto una patada en los testículos?

Una patada en los testículos es una de esas experiencias por las que ningún hombre quiere pasar. Un golpe en esa zona deja a cualquiera doblado del dolor. Los expertos indican que en esos casos es como si el cuerpo enloqueciera un poco.

Pese a todo, una patada en los testículos casi nunca tiene consecuencias de consideración, a menos que sea demasiado fuerte. Esa zona es muy sensible, pero también tiene la capacidad de recuperarse con rapidez, sin complicaciones.

De todos modos, un traumatismo fuerte sí puede tener consecuencias graves. Por lo tanto, lo mejor es prevenir este tipo de golpes. También es importante saber qué hacer en caso de que se presenten. De todo ello hablaremos enseguida.

¿Por qué duele tanto?

Son muchos los que se preguntan por qué duele tanto una patada en los testículos. La razón fundamental es que esta pequeña zona tiene una concentración de terminaciones nerviosas mucho más elevada que otras áreas del cuerpo.

Tales terminaciones nerviosas convergen en el nervio vago, el cual es considerado como una «súper autopista» del organismo. Esto hace que el dolor llegue a otras zonas y se convierta en esa especie de «locura temporal» en el cuerpo.

Por otro lado, los testículos se hallan unidos al cuerpo de una forma débil. Solo están cubiertos por una capa protectora llamada túnica albugínea y envueltos en un saco llamado escroto. Por lo tanto, no tienen amortiguamiento y la resistencia que ofrecen ante un golpe es muy limitada.

¿Por qué duele en el abdomen?

Una patada en los testículos genera dolor en el abdomen, ¿por qué? Los testículos comienzan a formarse en el abdomen y desde allí bajan hasta tomar su posición definitiva. Las terminaciones nerviosas de las gónadas convergen en el abdomen.

De lo anterior se desprende que cuando se recibe un golpe en los testículos, el dolor termina concentrándose en el abdomen. Todo confluye en el nervio vago que tiene ramificaciones en toda esa zona y en una gran área de la parte superior del cuerpo.

Esa es también la razón por la cual no solo se experimenta dolor en el abdomen sino que también puede haber náuseas y vómitos. Asimismo, cuando el dolor es muy intenso, habrá mareos, lágrimas, aumento de la presión arterial y dolor de cabeza.

¿Qué consecuencias puede tener una patada en los testículos?

Una patada en los testículos puede ocasionar consecuencias graves si es muy potente. Si el dolor no desaparece en un lapso de entre 15 y 60 minutos, lo más indicado es acudir a un centro de urgencias para ser evaluado.

En algunas ocasiones, este tipo de golpes provocan graves consecuencias como las siguientes:

Epididimitis. Es uno de los efectos más frecuentes de una fuerte patada en los testículos. Es la inflamación del epidídimo, la porción que une al testículo con los canales deferentes. Esto provoca dolor e inflamación, pero suele remitir de forma espontánea.

Desplazamiento del testículo. Ocurre cuando el golpe hace que el testículo entre de nuevo en el cuerpo y quede encima de la cadera. El efecto es que se deja de sentir el testículo. Es una emergencia médica.

Torsión testicular: La patada puede hacer que el testículo suba y gire, causando la torsión del cordón espermático. El resultado es un fuerte dolor, inflamación y la ubicación de un testículo por encima del otro. Se debe acudir al médico en un lapso no superior a las seis horas siguientes.

Ruptura del testículo: Es poco común y se origina por un golpe fuerte en extremo. Provoca mucho dolor, inflamación notoria, deseo de vomitar y, a veces, desmayo. Es una emergencia médica que requiere de cirugía.

Consejos y prevención

El dolor es inevitable cuando se recibe una patada en los testículos. La molestia no debe extenderse por más de una hora. Mientras tanto, se pueden llevar a cabo algunas acciones sencillas para aliviar la dolencia.

Lo más indicado:

Tomar un analgésico de venta libre, como acetaminofén o ibuprofeno.

Recostarse y relajarse.

Ponerse una bolsa de hielo en la zona para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Colocarse una toalla enrollada debajo del testículo, al momento de acostarse.

Evitar la actividad intensa en los días siguientes.

Usar ropa interior de apoyo durante los días siguientes para darle un sostén al testículo.

Frente al dolor, acude al médico

El dolor es un síntoma importante al que se debe estar atento. Si después de una patada en los testículos el dolor es demasiado intenso o no cede con el paso de los minutos, siempre es conveniente ir a un centro de salud para ser evaluado.

Las náuseas o los vómitos que no remiten, así como un hematoma en el escroto, la dificultad para orinar, la hematuria o sangre en la orina, y la fiebre también son señales de que puede tratarse de una urgencia. De otro lado, es importante ser precavidos con las prácticas sexuales que incluyen golpes en los testículos

Compruebe también

Aprende a cuidar la piel del escote

El escote es un icono del cuerpo femenino, pero su piel es muy delicada, pues …