¿Las pastillas anticonceptivas engordan?

¿Es verdad que cuando se toma la píldora la báscula puede jugarte una mala pasada? ¿Engordan las pastillas anticonceptivas? Los últimos estudios realizados son contundentes a este respecto: la píldora no engorda a todas las mujeres; es más, no se ha encontrado una relación directa entre tomarla y subir de peso. Así, algunas mujeres podrían coger algún kilo, pero hay otro grupo que no se verá afectado.

Sin embargo, y pese a que los estudios vienen advirtiendo desde hace décadas de que la píldora en sí misma no tiene por qué engordar, se trata de un mensaje que ha calado profundamente entre la población femenina. De hecho, según el Libro Blanco sobre la Percepción de los Anticonceptivos entre las Mujeres Españolas, realizado sobre mil encuestas a mujeres de entre 18 y 49 años en junio de 2012, el aspecto negativo de los anticonceptivos hormonales que más preocupa a las usuarias es el posible aumento de peso, junto a la alteración del estado del ánimo. Así, este es uno de los motivos que esgrimen las chicas adolescentes para no tomar pastillas anticonceptivas, en un periodo en que pueden ser especialmente vulnerables a los embarazos no deseados.

¿Engorda la píldora?
 

¿Será por un cambio de vida?

Hay quien atribuye esas oscilaciones (a peor) en la báscula a un cambio en el estilo de vida. Las mujeres suelen tomar la píldora cuando tienen pareja estable, lo que coincidiría con un periodo en que, tal vez se cuiden menos, practiquen menos deporte, coman más… Es sólo una teoría. A pesar de que la píldora lleva en el mercado desde 1960, sigue siendo una gran desconocida. ¿Te has parado a pensar si muchas de tus ideas sobre la píldora son reales?

Aumentos moderados

En todo caso, el aumento de peso tras la píldora sería siempre moderado. Tal como explica la Dra. Cristina Martín, asesora del portal de salud www.onmeda.es, los efectos de las pastillas anticonceptivas en relación a la báscula serían otros: «Las píldoras no engordan; provocan retención de líquidos y aumento del apetito, dado que, hormonalmente, producen un estado similar al embarazo. Si uno no come más de lo que gasta, no tiene por qué engordar».

Si es tu caso y al tomar la píldora te sientes con un apetito voraz y notas que te vas hinchando poco a poco, puedes cambiar a otro anticonceptivo no hormonal, «como el DIU de cobre o las píldoras de última generación, que tienen menor cantidad de hormonas y provocan menos efectos secundarios», añade la Dra. Martín.

Siempre con seguridad

Eso sí, lo importante es que, con píldora o sin ella, te mantengas protegida con un método seguro que hayas previsto de antemano, porque la píldora del día después no debería ser un recurso habitual para no quedarte embarazada. Evalúa la seguridad de cada método anticonceptivo para decidir cuál es el que mejor te va según el tipo de relaciones sexuales que mantengas y disfruta, pero con garantías.

Notiespartano

Compruebe también

Deseo sexual en la pareja: estudio desmonta todos los prejuicios

Históricamente se ha atribuido a las mujeres un menor deseo sexual, pero este estudio científico dice …