Los mejores paisajes de Noruega

Noruega es ese país del norte cuyas principales atracciones son los variados paisajes que se extienden a través del círculo polar ártico. Se trata de una nación reconocida por su costa, con muescas en los famosos fiordos y sus montañas, estaciones de esquí, lagos y bosques.

Los destinos turísticos más populares en Noruega incluyen Oslo, Ålesund, Bergen, Stavanger, Trondheim y Tromsø. En estos sitios, gran parte de la naturaleza permanece intacta, y eso atrae a numerosos excursionistas y esquiadores. Ante esto, es lógico pensar que Noruega acoge los mejores paisajes naturales del mundo.

En el epicentro de la naturaleza

Noruega es un país del norte de Europa que tiene por capital a la ciudad de Oslo. Aquí, la corriente del Golfo de México provoca que el clima sea más suave de lo que le corresponde por su latitud.

Durante los largos meses de invierno, el aire es frío pero seco, lo que lo hace más agradable y tónico que en muchas otras regiones del mundo. Por otro lado, es frecuente que el cielo permanezca despejado.

Precisamente gracias a esa latitud nórdica, Noruega cuenta con un excelente nivel de nieve, generalmente desde mediados de noviembre hasta el mes de abril, incluso en altitudes más moderadas.

Con tales características, es fácil creer que en el territorio noruego existan infinidad de atracciones naturales que convierten a esta nación en una de las más completas a nivel cultural y natural.

Los paisajes de Noruega atraen a millones de turistas cada año.

El top 10 noruego, según Innovation Norway, empresa de promoción turística, está representando por los siguientes lugares:  la cascada de Vøringfossen, el camino de Trollstigen, la cascada de Kjosfossen, el fiordo de Geiranger, la cascada Låtefossen, la cascada de Steinsdalsfossen, el fiordo Nærøyfjorden, el glaciar Briksdalsbreen y la carretera del océano Atlántico.

Los mejores paisajes naturales de Noruega

Con tanta variedad, resulta complejo elaborar una selección breve de paisajes con encanto. De cualquier manera, y basándonos en los potenciales naturales que ofrece Noruega, te invitamos a recorrer esta selección pensada para tu próximo viaje.

Bergen y los fiordos occidentales

Bergen —en portada— es la puerta de entrada a algunos de los fiordos más famosos de Noruega, como el Sognefjord, el más largo y más profundo del país, al norte; y el fiordo de Hardanger, donde se encuentra la famosa formación montañosa de Trolltunga al sur.

Muchos de los fiordos cuentan con brazos que son igual de hermosos, pero menos concurridos. Para desplazarse hasta la aldea de Flåm, la mejor opción es hacerlo a bordo del famoso tren de Flåm, uno de los viajes ferroviarios más bonitos del mundo.

Trondheim y Trøndelag

Trondheim es una ciudad que ofrece unos hermosos paisajes en Noruega.

La región de Trøndelag, en pleno corazón de Noruega, atrae tanto a apasionados de la historia como a turistas gastronómicos empedernidos, así como también a los verdaderos amantes de las actividades al aire libre.

Aquí se puede salir a pescar, montar en bicicleta, esquiar o hacer rutas de senderismo por uno de los 9 caminos de peregrinación de San Olav, que conducen a la espectacular catedral de Nidaros, en Trondheim.

Asimismo, podrás viajar al pasado en la ciudad minera de Røros, declarada Patrimonio de la Humanidad. En las montañas de Dovrefjell, en tanto, podrás admirar criaturas preciosas, como los bueyes almizcleros.

Kristiansand y los paisajes del sur de Noruega

El sur de Noruega es un particular paraíso estival de los noruegos, con preciosas playas, miles de islas y más horas de sol al año que en casi cualquier otra zona del país. Aquí podrás pasear por callejuelas flanqueadas por casas blancas de madera en localidades costeras como Risør, Arendal, Grimstad, Mandal o Flekkefjord.

El faro Lindesnes es un atractivo del sur de Noruega.

Por otra parte, tras un corto viaje en coche desde Kristiansand, podrás llegar hasta el faro de Lindesnes —foto de arriba—, el punto más meridional de la Noruega continental. En Lindesnes también puedes encontrar el impresionante restaurante subterráneo Under, el más grande del mundo de este tipo.

Valles y montañas del este de Noruega

Los bosques densos, valles profundos y mesetas montañosas enormes del este de Noruega son puntos de partida perfectos para muchas aventuras en plena naturaleza. En esta zona, encontrarás algunas de las principales estaciones de esquí del país, como las de Geilo, Trysil o Hemsedal.

A su vez, Valdres, Hallingdal, Lillehammer y el valle de Gudbrandsdalen son destinos excelentes para visitar en familia, ya que cuentan con todos los ingredientes necesarios. Por ejemplo, abarcan desde parques de atracciones hasta granjas con mucho encanto y fantásticas rutas de senderismo.

Los paisajes de Noruega, un destino para volver siempre

Casi por unanimidad, los viajeros que han recorrido Noruega coinciden en querer regresar algún día para seguir descubriendo la infinidad paisajística, cultural y urbana que este país del norte de Europa acoge en su seno.

Pocos lugares pueden jactarse de poseer un elenco tan diverso, tan salvaje y tan íntegro en lo que a naturaleza se refiere. Por eso, no cabe ninguna duda de que tarde o temprano descubrirás lo que Noruega atesora para ti.

Notiespartano

Compruebe también

España: los aeropuertos españoles recuperan el 60% del tráfico en septiembre

Los aeropuertos de la red de Aena han registrado en el mes de septiembre 16.316.040 …