Estos son los beneficios del cepillado corporal

El brushing o cepillado corporal es una técnica que parece relativamente nueva. La vemos de vez en cuando en los perfiles de algunas celebridades o leemos sobre ella gracias a famosos facialistas que comparten sus secretos de vez en cuando. Sin embargo, esta es una práctica que tiene sus orígenes en algunas tribus latinoamericanas o en la Ayurveda. Lo cierto es que esta técnica de belleza milenaria ha resultado demostrarse de lo más efectiva.

Nathalia Arango, co-fundadora de Opuntia Organic en Madrid nos explica cuáles son los beneficios de este cepillado en seco: “El cepillado en seco activa la microcirculación y potencia el sistema inmune. Realiza un drenaje linfático, por lo que ayuda con la retención de líquidos. Además, mejora la microcirculación sanguínea y elimina con suavidad las células muertas, favoreciendo la regeneración celular y preparando la piel para que absorba mejor los ingredientes activos. La piel se va desvelando más luminosa y suave, y con constancia mejora mucho. También impacta en el plano energético gracias a su efecto desintoxicante y desinflamatorio”.

El cepillado es por tanto un buen método contra la celulitis, por ejemplo, pero también una excelente forma de exfoliar la piel a diario sin dañarla. Además, aporta energía, activándonos si lo realizamos por la mañana. Lo habitual es realizarlo en seco pero también existe la posibilidad de hacerlo mientras nos duchamos, lo que variará será la elección del cepillo que usemos. Si llevas tiempo queriendo atreverte con esta técnica, pero no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos una pequeña guía para definitivamente poner en práctica el cepillado corporal.

¿Cada cuánto tiempo debo cepillar la piel? ¿Puedo hacerlo todos los días?

Como casi todo en cosmética, la constancia es fundamental y, en este caso, especialmente. Esta técnica, a diferencia de otros rituales como la exfoliación que se recomienda hacer un par de veces por semana, se debe de realizar todos los días para ver los resultados y para mantenerlos. Lo ideal es hacerlo antes de la ducha de manera que además del resto de beneficios que proporciona, protege a la piel del agua corriente.

¿Se realiza también el cepillado en seco en la cara?

Sí, también es posible realizar esta práctica en la zona del rostro. Nathalia Aranga, de Opuntia Organic, recomienda hacerlo “con un cepillo específico para el rostro de cerdas suaves y naturales y con la piel totalmente limpia, sin producto ni maquillaje”. Y en este caso, los expertos recomiendan hacerlo solo un par de veces por semana.

¿Cómo tiene que ser el cepillo?

Existen en el mercado diferentes tipos de cepillos específicos para el dry brushing, aunque la mayoría de ellos (de los buenos, al menos) están fabricados con materiales naturales. La procedencia de sus cerdas son la clave para un cepillado más suave o más potente, según las necesidades de tu piel y tus gustos. Las cerdas de bambú, por ejemplo, son más suaves y con las de cactus conseguirías un cepillado más vigoroso. Los que están destinados al cepillado corporal incorporan además un mango largo para poder acceder a la zona de la espalda sin esfuerzo.

¿Cuál es la técnica correcta del dry brushing?

El cepillado corporal debe de realizarse de abajo a arriba con movimientos preferiblemente circulares, aunque no tiene por qué, y sin ejercer una presión excesiva en la piel. No es necesario que acabemos con la piel enrojecida para obtener los resultados adecuados. Empezaríamos por lo pies y subiríamos por las piernas en dirección al corazón.

En la zona del escote y la cara se debe partir del centro hacia los extremos y de abajo a arriba como si dibujáramos una especie de palmera. El cepillado no debe de durar más de tres o cuatro minutos.

Después de cepillar, siempre hidratar

Es importante asumir que la hidratación después de realizar esta práctica es imprescindible. Es un proceso en el que la piel se desequilibra, aunque de manera beneficiosa, y conviene restaurarla para que el resultado de esta práctica sea positiva. Además, uno de las ventajas del cepillado en seco es precisamente que potenciamos los beneficios de los productos cosméticos: “esta técnica va de maravilla para estimular el riego sanguíneo y así mejorar la circulación. Esto consecuentemente se traduce en una mayor y mejor absorción de los activos de los productos que pongamos a continuación y, por lo tanto, en mejores beneficios”, tal y como explica Nuria Aluart de Mumona.com.

¿Es aconsejable para cualquier tipo de piel?

El cepillado en seco está contraindicado para pieles muy sensibles, con rosácea, extremadamente secas o con acné.

Notiespartano

Compruebe también

Consumir champiñones puede reducir las probabilidades de depresión

Octubre y noviembre es la temporada de recogida de setas y champiñones que aparecen en zonas húmedas, un alimento …