Moscú acusa a EEUU de injerencia en asuntos rusos, pero dice que está abierto al diálogo

MOSCÚ, 25 ene (Reuters) – El presidente Vladimir Putin respondería de la misma manera si la nueva Administración estadounidense se mostrara dispuesta a dialogar, dijo el domingo un portavoz del Kremlin, al tiempo que acusó a Washington de inmiscuirse en las protestas masivas en apoyo del líder opositor detenido Alexei Navalny.

El Kremlin también restó importancia a la magnitud de las manifestaciones del sábado, en las que la policía detuvo a más de 3.000 personas y utilizó la fuerza para disolver las concentraciones en toda Rusia.

Antes de las protestas, la embajada de Estados Unidos en Moscú había emitido una «Alerta de Manifestación», advirtiendo a los ciudadanos estadounidenses que evitaran las protestas y nombrando los lugares en las ciudades rusas donde los manifestantes planeaban reunirse.

«Por supuesto, esas publicaciones son inapropiadas», dijo el domingo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, a la televisión Rossiya 1, según la agencia de noticias Interfax.

«Y por supuesto, indirectamente, son una absoluta injerencia en nuestros asuntos internos. Así que esto es un apoyo directo a la violación de la ley de la Federación Rusa».

La embajada, en comentarios enviados por correo electrónico, dijo que tales advertencias eran una «práctica común y rutinaria» de las misiones diplomáticas de muchos países.

«Las embajadas y consulados de Estados Unidos en todo el mundo emiten regularmente mensajes de seguridad y protección a nuestros ciudadanos», dijo.

Estados Unidos pidió el sábado a las autoridades rusas que liberen a los manifestantes y periodistas detenidos en las manifestaciones, y condenó lo que calificó de «tácticas duras» utilizadas por la policía.

En el centro de Moscú, donde los reporteros de Reuters estimaron que se habían reunido hasta 40.000 personas en una de las mayores concentraciones no autorizadas desde hace años, se vio a la policía deteniendo manifestantes y metiéndolos en furgonetas cercanas.

Las autoridades afirmaron que sólo se habían presentado unas 4.000 personas, mientras que el Ministerio de Asuntos Exteriores cuestionó la estimación de Reuters sobre la multitud.

«No, sólo salieron unas pocas personas, mucha gente votó por Putin», dijo Peskov, según la agencia de noticias TASS. Añadió que los rusos han apoyado las reformas constitucionales propuestas por el presidente. Los cambios en la Constitución permitirán a Putin mantenerse en el poder hasta 2036.

RELACIONES MÁS BAJAS EN AÑOS

Navalny había llamado a sus partidarios a protestar tras ser detenido el pasado fin de semana cuando regresaba a Rusia desde Alemania por primera vez desde que fue envenenado con un agente nervioso que, según él, le fue suministrado por agentes de seguridad del Estado en agosto.

Antes de las fricciones sobre Navalny, las relaciones entre Moscú y Washington ya estaban en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría, con las dos partes también en desacuerdo sobre el papel de Rusia en Ucrania y las acusaciones de su intromisión en las elecciones de Estados Unidos, algo que el Kremlin niega.

Peskov, en cualquier caso, adoptó un tono más conciliador el domingo, cuando dijo que Rusia estaba dispuesta a entablar un diálogo con la nueva Administración del presidente Joe Biden.

«Por supuesto, contamos con el éxito en el establecimiento de un diálogo», dijo según la agencia de noticias Interfax.

«Si la actual administración estadounidense está dispuesta a ese acercamiento, no tengo dudas de que nuestro presidente responderá de la misma manera».

Putin fue uno de los últimos líderes mundiales en felicitar a Biden por su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos tras la votación del 3 de noviembre.

(Información de Vladimir Soldatkin; editado por Alex Richardson; traducción de Jorge Martínez)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0O0EU-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU y la UE imponen sanciones a Rusia por el envenenamiento de Navalny

EEUU en coordinación con la UE impuso el martes sanciones a altos funcionarios del gobierno de Rusia por intento de asesinato Alexei Navalny