Biden impulsa meta de «compre estadounidense» con nuevas guías de contratos federales

Por Andrea Shalal y Timothy Aeppel

WASHINGTON, 25 ene (Reuters) – El presidente Joe Biden tomará medidas el lunes para potenciar el poder de compra del gobierno de Estados Unidos, el mayor comprador único del mundo, para aumentar las manufacturas locales y crear mercados para nuevas tecnologías, dijo un funcionario de alto rango de la administración.

Biden firmará un decreto que busca cerrar las lagunas existentes en las disposiciones de «compre estadounidense», que estructuran los 600.000 millones de dólares que el gobierno federal compra cada año en bienes y servicios, volviendo las exenciones más transparentes y creando un cargo en la Casa Blanca para supervisar el proceso.

El incremento de la actividad manufacturera, un principio central de la campaña presidencial de Biden, ha resultado un desafío completo para los gobiernos previos, incluido el del expresidente Donald Trump https://reut.rs/3c3ws1c.

Salarios más bajos y estándares ambientales más débiles han producido un éxodo de las manufacturas a China y otros países en las últimas décadas, incluida la producción de equipos médicos, lo que ha provocado brechas críticas que quedaron al descubierto durante la pandemia de COVID-19.

China superó a Estados Unidos como el principal centro de manufacturas del mundo en 2010 y fue responsable del 28% de la producción mundial en 2018, según datos de Naciones Unidas.

Reconstruir cadenas de suministro críticas y desarrollar otras nuevas es fundamental para el crecimiento de Estados Unidos, dicen expertos en comercio.

El déficit comercial de Estados Unidos creció a 68.000 millones de dólares en noviembre, su nivel más alto en 14 años, ya que las empresas se apresuraron a llenar sus estantes con productos extranjeros y abastecieron a las fábricas nacionales que dependían de repuestos extranjeros, compensando un aumento de las exportaciones.

«Estados Unidos gasta alrededor de 600.000 millones de dólares al año en contratos, y ese es dinero que (…) también puede servir para estimular una revitalización de nuestra fuerza industrial y ayudar a crear mercados para nuevas tecnologías», dijo el funcionario.

El decreto ordena a las agencias federales que reevalúen el umbral utilizado para determinar el contenido estadounidense, para evitar que las empresas a las que compran importen productos en gran parte fabricados en el extranjero y los vendan como fabricados en Estados Unidos luego de ajustes menores.

Establece un plazo de 180 días para que los reguladores finalicen los cambios una vez propuestos y ordena la creación de un nuevo sitio web para garantizar la transparencia sobre las exenciones otorgadas.

La medida es parte de los esfuerzos de Biden por aumentar los salarios, crear más empleos sindicalizados y fortalecer las cadenas de suministro de Estados Unidos, dijo el funcionario.

(Reporte de Andrea Shalal y Timothy Aeppel; reporte adicional de Nandita Bose; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0O0VE-BASEIMAGE

Compruebe también

Biden no tiene prisa por levantar las sanciones a Venezuela

Biden "no tiene prisa" por levantar las sanciones de EEUU a Venezuela, pero consideraría aliviarlas si Maduro demuestra negociar seriamente