López Obrador pide a DEA aclarar «fabricación» pruebas contra exjefe Defensa mexicano

CIUDAD DE MÉXICO, 22 ene (Reuters) – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sugirió el viernes que la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, investigue internamente cómo se elaboró el expediente que llevó a la detención del exsecretario de Defensa mexicano Salvador Cienfuegos, un caso que provocó roces entre ambas naciones.

El mandatario subrayó que antes «se consideraba infalible a la DEA» porque sus investigaciones eran avaladas por los gobiernos «corruptos» de sus predecesores, pero consideró que la agencia estadounidense debería reformarse para mejorar su credibilidad.

El mandatario, conocido como AMLO, reiteró que la DEA «fabricó» pruebas contra el militar retirado, aprehendido en Los Ángeles en octubre, y devuelto un mes después a México, a pedido de la nación latinoamericana, donde la fiscalía lo liberó de culpa, en una decisión que despertó reclamos.

«Con todo respeto creo que ese organismo, esa agencia (DEA) debería hacer una investigación en su interior y aclarar qué fue lo que pasó, quién fabricó ese expediente, quién dio la orden de aplicarlo», dijo AMLO en su conferencia de prensa diaria.

Defendiendo la exoneración de Cienfuegos, secretario de Defensa durante el gobierno del expresidente Enrique Peña (2012-2018), el fiscal general mexicano, Alejandro Gertz, planteó en la semana llevar a un tribunal internacional el caso para que resuelva qué país procedió de forma más correcta.

«Yo no voy a ir a ningún organismo internacional», aclaró López Obrador sobre esa alternativa. AMLO ha dado un papel preponderante al Ejército, que participa en obras públicas de infraestructura y mantiene a Cienfuegos como asesor del actual secretario de Defensa, Luis Sandoval.

López Obrador afirmó que el expediente que envió Estados Unidos a México, al permitir el regreso de Cienfuegos a su país para que fuera investigado por la fiscalía, «no tenía sustento».

En declaraciones a Reuters, Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, calificó la acusación contra Cienfuegos como «sólida» y dijo que México se estaba «disparando al pie» al seguir afirmando que la evidencia fue fabricada.

«La administración actual ha demostrado ser un socio poco confiable en la persecución de casos penales», opinó Vigil. «La idea de que la evidencia es fabricada es una tontería».

(Reporte de Raúl Cortés; Editado por Diego Oré y Adriana Barrera)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0L112-BASEIMAGE

Compruebe también

Crisis sanitaria desata protestas y represión en Paraguay

Crisis sanitaria ante aumento récord de casos de COVID-19 dejó el sistema sanitario al colapso y forzó la renuncia del ministro de Salud.