Francia enfrenta un mes difícil de COVID, con telesillas y restaurantes cerrados

Por Benoit Van Overstraeten y Michel Rose

PARÍS, 20 ene (Reuters) – Francia prevé que una variante del coronavirus más infecciosa se propague rápidamente el próximo mes, dijeron el miércoles los responsables de los hospitales, lo que hace temer un nuevo confinamiento y aleja las esperanzas de que los destinos de esquí y los restaurantes puedan volver a abrir pronto.

Una fuente del Gobierno dijo a Reuters que lo más probable es que los telesquíes permanezcan cerrados hasta el final de la temporada. Los turistas pueden visitar las estaciones francesas pero los remontes no han funcionado desde el principio de la temporada.

La fuente consultada también dijo que los restaurantes, cerrados aparte de los servicios de comida para llevar desde finales de octubre, probablemente no reabrirán como estaba previsto el 1 de febrero, ya que los medios de comunicación franceses dicen que permanecerán cerrados hasta principios de abril.

Karine Lacombe, jefa de enfermedades infecciosas del hospital Saint Antoine de París, y Martin Hirsch, director general del sistema de hospitales de París, advirtieron sobre las presiones adicionales que enfrentará el sistema de salud francés durante el próximo mes.

Los dos confinamientos anteriores del año pasado tenían como objetivo evitar que los hospitales se vieran desbordados por los pacientes de COVID-19.

«Sabemos que esta variante se propaga mucho más rápidamente y, sobre todo, es más infecciosa. Así que, sí, creemos que cambiará la dinámica de la pandemia en las próximas semanas», dijo Lacombe a BFM TV.

La propagación de esta variante, detectada por primera vez en Inglaterra, ha hecho que Reino Unido, Alemania e Irlanda vuelvan a imponer confinamientos.

Francia no ha llegado a tal punto por ahora, optando en su lugar por un toque de queda nacional, pero miembros del Gobierno han advertido que no está descartado.

Las cifras de COVID-19 para el 19 de enero mostraron que el promedio móvil de siete días de nuevas infecciones, que disminuye las distorsiones provocadas por los vaivenes de los informes diarios, había aumentado a 18.820, el nivel más alto desde el 23 de noviembre.

El número de pacientes con coronavirus en cuidados intensivos ha aumentado durante 10 días consecutivos, hasta 2.839, una cifra que no se veía desde principios de noviembre, cuando Francia acababa de entrar en su segundo confinamiento.

«Tememos que será extremadamente difícil, especialmente en marzo. A nivel local (…) cuando el número de admisiones en las unidades de cuidados intensivos aumente, probablemente necesitemos medidas más restrictivas que el toque de queda», dijo Lacombe.

«Debemos permanecer alerta y actuar tan pronto como detectemos un deterioro de los indicadores», agregó.

(Información de Michel Rose, Sudip Kar-Gupta y Benoit Van Overstraeten; editado por Andrew Heavens, Alex Richardson y Giles Elgood; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0J0VE-BASEIMAGE

Compruebe también

Moderna desarrolla una vacuna de refuerzo para nuevas variantes del coronavirus

Por Julie Steenhuysen y Carl O’Donnell 24 feb (Reuters) – Moderna Inc dijo el miércoles …