Futuro inmediato por José Angel Borrego

¿Alguien racional piensa que Maduro se larga en el corto plazo? Este servidor no. Los augurios son poco condescendientes. Convocando el mismo 6D para una nueva cita electoral el año venidero (lo habíamos dicho) Maduro intenta alargar su estadía hasta 2021 como mínimo. Porque aunque el evento debería producirse a mediados de año será pospuesta, créalo, para finales del último trimestre.

El debate en el país se centrará en esa elección. En cada estado habrá varios aspirantes pese a que el G4-Plus (G4+) no aceptará el convite. Muchas aspiraciones no acatarán línea, entre otros factores porque no hay moral política en quienes la exigirán. Leidy Gómez anunció su intención de reelegirse. La aplaudimos. Y seguro que los restantes tres gobernadores de oposición harán lo propio. O mejor, ya lo están haciendo, andan en campaña. Y surge una interrogante: ¿Cuál es el futuro inmediato que espera el país, distinto al interés de los políticos. Porque son dos propósitos diferentes y contrarios lo que aspira el país venezolano y lo que quiere el G4+.

Hemos dicho antes, más de una vez, que países como España, Alemania e Italia, por citar solo tres de muchos más, vivieron en el 2019 capítulos muy conflictivos en política, con derrocamientos de poder y distorsiones doctrinarias pero no por ello dejaron de producir más que verbo político. Ejemplarizamos con España, hoy peor que nunca y no por efectos del Covid. En el 2019 vivió la defenestración de Rajoy, la elección frustrada de Pedro Sánchez y un segundo intento en el que Sánchez tuvo que acostarse con quien había dicho que le resultaría imposible dormir. Pero aun con esas tres convulsiones (que lo fueron) España (47 millones de habitantes) recibió ese 2019 a 48 millones de turistas; produjo 50 millones de cerdos y mantuvo su maquinaria industrial incólume. Traduce que sí es posible que conviva la política improductiva (venezolana) con el desarrollo productivo de naciones civilizadas políticamente.

Esa es el Gran Desiderátum. El 6D ocurrió por diversas causas entre las que priva en mucho el G4+ por el “caparazón” que lo sostiene. Pero ocurrió. Es cosa de ayer. Y todos los políticos deberían intentar localizar la Lámpara de Diógenes para alumbrar (en ambos sentidos) la vía que conduzca al desarrollo, o al menos hacia propósitos de ello.

Se han postulado ideas para masificar el turismo propio y externo Para un Agro capaz de satisfacer el mercado y exportar. Para ampliación de la estructura sanitaria y otros adobes para pensar en desarrollo. Alguien debe entender que el país no puede mantenerse en esta infértil discusión política. Hay que caminar y mascar chicle al mismo tiempo y sin atragantarse.

JoséAngelBorrego

Compruebe también

Gobernador no se vista que no va por José Gregorio Rodríguez

Gobernador y sus más cercanos colaboradores siempre creyeron que podían “despachar fácilmente” el tema de la candidatura opositora