Alimentos que nos ayudan a luchar contra la hipertensión

La hipertensión es una enfermedad que causa 9,4 millones de defunciones al año según la Organización Mundial de la Salud. Es decir, 1 de cada 5 adultos tienen la tensión alta. Se le conoce como el “asesino silencioso”, esto es debido a que la mayoría de personas con hipertensión no presentan síntomas.

Podemos definir la hipertensión como un trastorno en la que los vasos sanguíneos tienen una presión bastante elevada, lo que puede conllevar a que dichos vasos sanguíneos sufran daños.

Una de las maneras de combatir a la hipertensión es con una dieta saludable. Debemos de hacer especial hincapié en el control de la dieta en niños y adolescentes para que esto no conlleve a un problema cuando sean adultos.

dieta dash alimentos saludables hipertensión

La dieta DASH

El DASH (Dietary Approaches to Stop Hipertensio) ha promovido una dieta que ayuda a controlar la hipertensión. Las metas que aconseja dicha dieta son las siguientes:

*Escoger pescado, la carne de aves sin piel y los productos de soja (soya) ya que son las mejores fuentes de proteína.

*Evitar consumir una cantidad de alimentos procesados y fritos, ya que, estos son elevados en grasas saturadas

*Debemos seleccionar grasas como las que contienen el aceite de oliva. Es recomendable escoger este tipo de grasas porque se consideran grasas dietéticas saludables

*Elegir los productos lácteos bajos en grasa

*Ingerir diariamente nueces, semillas o legumbres. Porque reducen el colesterol en sangre, por lo cual, son grandes aliados si queremos mantener bajo control la presión arterial.

*Disminuir las yemas del huevo, los quesos duros, la leche entera, la crema de leche, el helado, la mantequilla y las carnes grasosas (y porciones grandes de carnes).

*Reducir el consumo de sodio, sobretodo la sal. El exceso de consumo de sal provoca que no se active un mecanismo de seguridad del cerebro que evita que provoca que la tensión arterial se eleve.

*Reducir carbohidratos y el colesterol, y aumentar la fibra, como por ejemplo avena. Es recomendable consumir 30 gramos de fibra diariamente.

*Reducir al mínimo las galletas dulces y saladas. El consumo de dulces puede llegar a provocar obesidad y diabetes, que son dos condiciones que influyen directamente a elevar la presión arterial.

*Cocinar la carne a la parrilla, a las brasas, hervir y hornear. El riesgo de hipertensión es un 15% más elevado en aquellos que prefieren la comida bien hecha en comparación con aquellos que prefieren las carnes más crudas.

*Eliminar el consumo de embutidos, carnes ahumadas y alimentos enlatados o en conservas

*Evitar a la hora de cocinar añadir diferentes aderezos o salsas. Ya que, estas salsas o aderezos pueden contener alimentos que provoquen elevar nuestra tensión arterial.

*Aprender cómo leer las etiquetas de los alimentos para escoger los que son saludables. Alejarse de los restaurantes de comida rápida, donde las opciones saludables pueden ser difíciles de encontrar.

Todo esto deberíamos de acompañarlos de una actividad física diaria y evitar el consumo de tabaco y alcohol. También, acudir a un profesional para llevar a cabo una dieta acorde a nuestro peso y necesidades corporales, ya que, cada persona es un mundo

Compruebe también

¿Cómo mejorar tu calidad de vida?

La calidad de vida es un concepto que hace alusión a varios niveles de generalización …