Aprender sobre diabetes para prevenir el riesgo de ictus


El ictus es una enfermedad cardiovascular que compromete la llegada de sangre al cerebro y se produce por una obstrucción o rotura de los vasos sanguíneos.

En España, según los expertos, es la segunda causa de muerte y la primera entre las mujeres.

La Fundación Freno al Ictus ha presentado la campaña ‘ICTUS Y DIABETES’ junto a la  Sociedad Española de Neurología (SEN), Sociedad Española de Diabetes (SED), Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y Federación Española de Diabetes (FEDE).

Esta campaña tiene como objetivo “reducir el drama personal, familiar y social que presenta el ictus en España”, explicó Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al ICTUS, en su presentación.

Los profesionales coincidieron en que la prevención, educación terapéutica y adherencia a unos hábitos de vida saludables son pilares básicos para reducir el riesgo de padecer ictus.

Sin embargo, la falta de recursos y el miedo infundado por la COVID-19 en la actualidad ha originado que “solo un pequeño porcentaje de los pacientes sigan estas medidas de prevención”.

El coronavirus está dejando de lado otras enfermedades que son igual de necesarias de tratar. Esto no debería ser así”, denunció Agredano.

Más vale prevenir que curar

Desde la Fundación Freno al ICTUS se expuso que la diabetes es responsable del 20 % de los ictus y de multiplicar por dos el riesgo de sufrirlo.

A diferencia del ictus, que presenta síntomas muy diferentes en su inicio, aclaran los especialistas, la diabetes no lo hace.

“El azúcar un poquito alto es como la tensión un poquito alta o como el colesterol un poquito alto, no da ningún síntoma. Hablamos principalmente de la diabetes tipo 2, que ha tenido un incremento importante en su asociación con el ictus”, explica la doctora Noemí González Pérez de Villar, del Servicio de Endocrinología y Nutrición, profesora Asociada de Medicina en el Hospital Universitario La Paz y secretaria de la SED.

La doctora señala que este tipo de diabetes aparece a partir de los 50 años y mantiene una relación estrecha con la obesidad y con un estilo de vida poco saludable.

El mejor tratamiento inicial es el cambio en el estilo de vida, porque muchas veces con mejorar la alimentación y perdiendo peso podemos normalizar nuestros niveles de glucosa, y además podemos tratarla”, apuntó.

Es necesario, prosiguió, asistir “al médico una vez al año para hacerse un análisis de sangre. La única forma de detectar diabetes antes de que de la cara”.

Sobre todo, añadió, personas mayores de 50, que hayan tenido un caso de diabetes en la familia o mujeres que lo hayan pasado de manera ocasional durante el embarazo.

Falta de adherencia a las recomendaciones

Al igual que los profesionales insistieron en la necesidad de prevenir el ictus, también lo hicieron con respecto a la diabetes.

Cada hora se detectan 44 casos de diabetes en España y el 90 % de los casos son del tipo 2. Es decir, la mayoría de los casos se deben a la falta de adherencia a un estilo de vida saludable.

Para prevenir el ictus, no solo hay que controlar la diabetes, indicaron los especialistas, también el colesterol, la tensión, no fumar y no consumir alcohol en exceso, entre otras recomendaciones.

Durante la sesión, se hizo hincapié en la alimentación y el deporte como factores clave. “Tenemos la suerte de vivir aquí y de tener la dieta mediterránea, que constituye un patrón saludable de alimentación”, valoró la doctora María Paz Pérez Unanua, médica de familia y miembro del Grupo de Trabajo de Diabetes de SEMERGEN.

“Disminuir los productos ultraprocesados -añadió- y reducir la sal, no solo la que echamos a los alimentos, sino también los alimentos precocinados, caldos que saborizan las comidas…”, advirtió.

Los expertos recomendaron 150 minutos de actividad física distribuidos a lo largo de la semana, combinando ejercicios aeróbicos con los de resistencia.

Sin embargo, solo el 20 % de los afectados por diabetes siguen correctamente las indicaciones de los profesionales, según las experiencias relatadas durante la presentación.

Perspectiva multidisciplinar

El ictus acaba con la vida de más de 26.0000 personas y en España ya afecta a 6.000.000 de ciudadanos.

La diabetes contribuye a la aparición del ictus, que vaya a peor o que se pueda repetir. “Si no mata, puede producir secuelas muy importantes, como una discapacidad grave”, alertó la doctora  Blanca Fuentes.

Para combatir la desinformación, se apostó por la necesidad de abordar el problema desde la infancia. “Lo que estamos reivindicamos es que la formación en salud, de hábitos saludables, empiece desde la escuela”, concluyó María Paz Pérez Unanua.De hecho, 8 de cada 10 personas no sabe definir la diabetes, aseguró la gerenta de FEDE, Mercedes Maderuelo, y es por ello por lo que “la sociedad todavía no es consciente de las consecuencias que puede llegar a tener este tipo de enfermedades y no se adhieren a los tratamientos”.

Compruebe también

Vacuna de BioNTech/Pfizer podría ser distribuida este mismo año

La vacuna contra el coronavirus creada por las farmacéuticas estadounidense Pfizer y alemana BioNTech podría …