¿Altas temperaturas aumentan el apetito sexual?

Diversos estudios han asegurado que el calor es un factor importante que influye enormemente en las relaciones sexuales, sin embargo, no funciona en todas las personas ¿Cuál podría ser la razón? Varias investigaciones han comprobado que entre más elevada la temperatura, hay una mayor segregación de andrógenos y estrógenos en el cuerpo humano. La explicación de los expertos es que la luz del sol estimula la glándula cerebral conocida como epífisis, que su principal función es activar la producción de estas hormonas sexuales.

No obstante, un reciente estudio hecho en la Universidad de Oxford confirma que los argumentos que han usado los especialistas no son muy claros cuando se examina en detalle la tasa de natalidad correspondiente a esta estación, ya que los nacimientos disminuyen en primavera, lo que comprobaría que hay una reducción de concepción en verano. Además, que el deseo sexual depende de varios factores, el principal es que cada persona es diferente y esto podría cambiar. Estos son algunos puntos claves que ayudaría a despejar las dudas de este mito:

Sudoración corporal

Diversas investigaciones han asegurado que a muchas personas les resulta atractivo ver a otro individuo sudando, y esto estaría relacionado con el apetito sexual. Pero se debe tener en cuenta que existen personas a las que el sudor les causa rechazo, contrario a otras que quieren tener sexo a cada momento.

Se usa menos vestimenta

Esta temporada es la excusa perfecta para que las personas llevan poca ropa o prendas cortas. Sexólogos han señalado que esto causa que el apetito sexual aumente. Además, que es más cómodo intimar al tener que quitarse menos ropa. Sin embargo, el reciente estudio de la Universidad de Oxford advierte que:  “debemos tener en cuenta que mucha gente se siente incómoda al enseñar su cuerpo y prefieren otras épocas del año donde puedan ir más tapadas”. Es por eso que ni la cantidad de prendas, ni el color de piel, influyen en el deseo sexual.

Más tiempo de sol

Como se mencionaba anteriormente, la luz del sol incrementa los niveles de las hormonas sexuales, favoreciendo el deseo de ir a la cama, e incluso, el estado de ánimo. Por esta causa, el verano se convierte en una estación placentera, aunque se debe destacar que hay individuos que disfrutan más otras épocas del año. Es solo una cuestión personal.

Fantasías sexuales relacionadas con esta temporada de sol

Es común que existan fantasías en relación con el verano. La más frecuente podría ser mantener relaciones sexuales bajo el agua, ya sea en la playa o en la piscina. Los expertos señalan que se puede usar condón en contacto con el agua de la ducha, del río, o de mar. No obstante, no es recomendable hacerlo bajo el agua de la piscina, ya que el químico dañaría el látex. Incluso, advierten de los riesgos que tiene esta practica como contraer una infección de transmisión sexual en estas circunstancias.

Notiespartano

Compruebe también

Tener sexo con la expareja puede ser beneficioso para la salud

Las relaciones pueden terminar tanto en buenos como en malos términos. Según un estudio de …