¿Mascarillas en los gimnasios? Hablan los expertos

Aún así, los expertos recomiendan que ante el imperativo de ponerse la mascarilla en un gimnasio cerrado por riesgo de contagio, esta debe ser solo quirúrgica.

Además, los ejercicios siempre deben ser de baja intensidad y con adaptación progresiva en el tiempo y en el esfuerzo para evitar problemas futuros de salud.

Otro tipo de mascarilla como la FFP2 está totalmente desaconsejado porque “te ahogas”, advierte a EFEsalud Alejandro Lucíacatedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea.

Mantener las distancias y que los gimnasios sean amplios, también contribuye a una mayor seguridad frente a la pandemia.

Pero riesgo para la salud, refiere este catedrático, en principio no existe si la mascarilla es adecuada y la actividad no es de alta intensidad y siempre y cuando no se padezca alguna enfermedad, como un asma no tratado o alguna afección cardiovascular.

El sentido común y la prudencia son básicos, y la mascarilla -siempre quirúrgica- puede producir sensación de agobio, pero el aire entra y si no se cometen excesos no hay riesgo de hipoxia (falta de oxígeno).

Pero no todo está tan claro, por ejemplo en la población infantil apenas hay estudios sobre la actividad física con mascarillas.

El ambiente de incertidumbre generalizado ha llevado al Consejo General de la Educación Física y Deportiva (Consejo COLEF) a organizar un seminario virtual sobre el tema, con especialistas de todos los campos.

En este evento, Javier Butragueño, doctor en Ciencias de la Actividad Fïsica y del Deporte, especializado en entrenamiento y obesidad, se mostró a favor del uso de la mascarilla en el deporte adulto, sobre todo en el momento actual.

Pero advirtió que su uso tiene consecuencias relacionadas con el flujo respiratorio, y que dependiendo de cada persona y la intensidad del ejercicio, pueden verse más afectadas o no.

Refirió que hay que tener en cuenta el equilibrio termal, porque con actividades aeróbicas, a partir de un momento de cierta intensidad se crea una película en la mascarilla que podría producir una sensación de agobio, “pero el aire entra”.

“No se genera hipoxia, lo único que el flujo respiratorio es mayor, por lo tanto la capacidad física a utilizar es mayor, aumenta la frecuencia cardíaca y la sensación de fatiga, y lo que hay que hacer es bajar a una intensidad menor”.

Mascarillas en los gimnasios: ¿Y los niños?

En relación a la población infantil, la doctora María García- Onieva,  secretaria general de la Asociación Española de Pediatría, destacó  que no hay estudios sobre el ejercicio físico de los niños con mascarillas “y es el mayor problema con el que se encuentran hoy los pediatras.

Sólo la Academia Americana de Pediatría ha hecho algunas observaciones sobre el tema, y rechaza la actividad física de alta intensidad con mascarilla, teniendo en cuenta además que con alta intensidad se expelen más virus y hay más riesgo de contagio.

gimnasios mascarillas

Pero como nadie duda de los beneficios que para la salud física y mental supone la gimnasia, se trataría, de poner en la balanza riesgos y beneficios.

La pediatra también recordó que la OMS desaconseja el uso de mascarilla cuando se práctica actividad física al aire libre.

“Ante esto, y sobre todo, habría que potenciar el distanciamiento físico”.

Además las mascarillas, advirtió, terminan muy deterioradas cuando las utilizan los niños, y crean una “falsa sensación de seguridad”, debido a su uso inadecuado.

Para Javier Butragueño, en niños mayores de seis años hay que analizar muy bien el contexto antes de recomendar la actividad física con la mascarilla y en los menores de esta edad no se recomienda en ningún caso porque su sistema respiratorio no está preparado para esa resistencia.

La distancia entre las personas, ventilación y amplitud de las instalaciones, reiteraron ambos, es fundamental, en cualquier caso y en general para toda la población.

Se debe tener en cuenta que esta separación deberá ser mayor cuanto más rápida sea la actividad física por el efecto aerodinámico de las partículas en suspensión.

Y una última advertencia, las mascarillas que se utilicen deben ser desechadas y no sirven para una segunda puesta.

En cuanto a la utilización de mascarillas para el ejercicio de alta intensidad, sí hay estudios que avalan que afectan a  la frecuencia de la capacidad respiratoria, al sistema inmunológico  y a la saturación de oxigeno.

Compruebe también

Pfizer y BionNtech solicitan autorización para distribuir su vacuna en la UE

La empresa estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNtech han solicitado ante las autoridades sanitarias …