Cinco posiciones sexuales para que tu pareja se derrita de placer

La mayoría de las parejas no son muy aventureras en la cama. Cuando llega el momento de meterse entre las sábanas, pocos son lo suficientemente innovadores y no pasan más allá el misionero, la cucharita o el perrito. Pero no tiene por qué ser así. Hay muchas posturas sexuales satisfactorias que pueden resultar mejores para que llegues al orgasmo.

Tómate esta lista como un menú del cual puedes tomar primero segundo y postre o solo medio menú. Del mismo modo, puedes volver a mirar esta carta todos los días que quieras. Eso sí, no todas las posiciones tienen por qué gustarles a todas las parejas. Y que no se te olvide: las posiciones sexuales son solo una parte de la fórmula para el buen sexo, es muy importante hablar y tener complicidad.

Uno de los datos más importantes que deberían conocer los hombres es que los orgasmos vaginales y de clítoris son sensaciones separadas

Si la rutina de tu habitación se está volviendo demasiado predecible, aquí hay van las cinco mejores posiciones sexuales que toda pareja debería probar.

Piernas sobre los hombros

Mientras ella está boca arriba, haz que suba las piernas hasta tus hombros. El ángulo de su cuerpo debe ser aproximadamente de 90 grados. El movimiento de las piernas sobre los hombros debe considerarse un elemento básico, ya que permite una penetración vaginal profunda.

Foto: iStock

Si la versión más básica de esta postura no la hace reaccionar, intenta agarrarle el trasero e inclinar la pelvis hacia arriba. Y recuerda preguntarle cómo le gusta más, ya que un pequeño cambio puede ser la diferencia entre no tener un orgasmo y tenerlo en cuestión de minutos.

Pelvis arriba

Foto: iStock

Te recomendamos esta postura con la que tendrás que ejercitar tu pelvis. Ella debe acostarse boca arriba, con las piernas apoyadas sobre tus hombros. Tú estarás de rodillas y te deslizarás dentro de ella. Deberás levantarle el trasero con las manos para que encaje adecuadamente en tu pene. Si vais a estar un rato, mejor pon una almohada bajo su coxis, así no tendrás que sujetarla y hará el mismo efecto.

Que ella tenga algo para elevar la pelvis también es bueno para que puedas dejar tus manos libres, con las que podrás tocarle los pechos, el vientre, el clítoris, tocarle el pelo…. Si a ella le gusta que le comas los pies, no dudes en hacerlo, pues los tienes más ‘a boca’ que nunca.

La amazona

Permite mirar a los ojos a la pareja durante el acto. Ver el rostro del acompañante durante la penetración intensifica las sensaciones y amplifica el clímax. La amazona, asimismo, permite a ambos palpar con sus manos el cuerpo desnudo del otro.

Foto: iStock

¿Cómo se practica? Muy fácil. La mujer se sitúa encima del hombre con las piernas dobladas y con la espalda erguida. Ella controla el ritmo, la intensidad y la profundidad de la penetración, no obstante él puede facilitar el movimiento con la fuerza de sus brazos y con sus caderas. El hombre se acuesta boca arriba, con la espalda apoyada en una superficie horizontal y con las piernas dobladas o estiradas, eso ya a gusto del consumidor.

El algodón de azúcar

Esta postura es ideal si no quieres que te oiga nadie más de la casa. Quizá el problema no sea que tu compañero de piso no respeta tu intimidad o que no tienes pestillo, simplemente que tu cama no pasa por las mejores condiciones y hace mucho ruido. Esta postura sexual es, entonces, la idónea para esa clase de situaciones. Abrazados de esta manera tan dulce, como un algodón de azúcar, llegarán rápido al clímax y sin hacer un alboroto.

Foto: iStock

Ella debe colocarse sobre él, y ajustarse como si se colocara un cinturón de seguridad. Como la sensación que experimentaréis será muy fuerte justamente por la postura, podéis moveros acompasados y muy lentamente, mirándoos a los ojos para disfrutar de todo lo que estáis sintiendo.

El túnel de lavado

Conocido también como «Truco o trato». Esta posición sexual es ideal para que la mujer llegue al orgasmo. Ella tiene que coger una almohada, colocarla debajo de las caderas y levantar la pelvis. Él debe doblar las rodillas para que ella pueda colocar las piernas sobre sus omóplatos. Pero como una imagen vale más que mil palabras…

El truco de ‘El túnel’ es sencillo y potencia el placer: mientras recorres con la lengua su clítoris debes usar la mano para «estirar» su abdomen hacia arriba. De esta manera la sensación de placer se incrementará. Ideal para las mujeres que prefieren los movimientos fuertes.

Compruebe también

Los beneficios de la pornografía en la vida sexual de las mujeres

Se piensa que la sociedad ha progresado bastante en las últimas décadas, sin embargo, hay …