Hagamos una reconstrucción del país, por Marco Antonio Villarroel F

Ejercer el derecho a elegir es primordial para la reconstrucción de nuestras instituciones democráticas, hoy en ruinas e inmersos  como estamos en una debacle sin precedentes históricos. 

No tenemos ingresos por exportaciones petroleras, debido a unas sanciones infames que, buscando debilitar al gobierno, no han hecho otra cosa que desmejorar en un porcentaje muy alto la calidad de vida del venezolano. 

No se recupera nuestra Pdvsa y su producción. No hay aportes impositivos al erario nacional. Aunado a eso, tenemos a los sectores productivos en el suelo, sin perspectivas de recuperación, y, para colmo, nos agobia una deuda externa e interna muy grande. Entonces, ¿qué hacer? 

Tenemos contraída con el país la obligación de impulsar, desde la nueva Asamblea Nacional, un gran acuerdo, donde participen y cooperen todas las fuerzas vivas. Los sindicatos, los gremios profesionales, las universidades, los empresarios, los productores, la iglesia; y así, entre todos, armar, acordar y establecer un plan de verdadera y positiva recuperación nacional 

El ejecutivo, tiene que entender, que en el espacio y tiempo, no se puede gobernar un país en las condiciones en que se encuentra Venezuela. Ya no sé trata de chavistas u opositores. Se trata de rehabilitar y salvar al país. 

Entre todos debemos tejer muy fino la urdimbre necesaria para materializar nuestra aspiración insoslayable y verdadera de un cambio en paz, democrático, para así reunificar a los venezolanos, dar a luz una nueva esperanza y mantener la fe en un mejor futuro para todos.

Hagámoslo por Venezuela ¡Valor y pa’lante! 

MarcoAntonioVillarroelF

Compruebe también

Francisco Fajardo, el genocida de la mitohistoria, por Francisco Suniaga

Francisco Fajardo a quien pretenden ahora, casi cinco siglos después, encerrar en el Ramo Verde de la historia por genocida salgo en su defensa