Mantener el ritmo cardíaco tras fibrilación evita embolias e infartos

Mantener el ritmo cardíaco de manera precoz tras detectar una fibrilación auricular reduce el riesgo de que el paciente sufra una embolia, un infarto, insuficiencia cardíaca o muerte cardiovascular.

Así lo demuestra un estudio internacional en el que participaron investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS, que fue coordinado por la Universidad de Birmingham (Reino Unido) y que publica la revista ‘New England Journal of Medicine’.

Uno de los firmantes del artículo es es el español Lluís Mont, jefe de la Unidad de Fibrilación Auricular del Clínic y del grupo de investigación Biopatología y terapia de la fibrilación auricular del IDIBAPS.

El estudio tenía como objetivo averiguar si el tratamiento temprano y estructurado de control del ritmo con fármacos antiarrítmicos y la ablación con catéter puede prevenir complicaciones, como por ejemplo un ictus, en pacientes con fibrilación auricular.

La Fibrilación Auricular (FA) es el tipo más frecuente de arritmia cardíaca y afecta a un 2% de la población general en Europa, cifra que aumenta hasta el 12-15% en personas de más de 80 años.

Se caracteriza por latidos auriculares descoordinados que producen un ritmo cardíaco rápido e irregular y aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares, deterioro cognitivo, insuficiencia cardíaca y muerte prematura.

Puede tratarse con medicamentos antiarrítmicos que restablecen el ritmo y la frecuencia cardíaca normales y, también, por ablación con catéter, un procedimiento en el que el área enferma del corazón se elimina con cuidado para interrumpir los impulsos eléctricos rápidos e irregulares.

El estudio analizó a 2.789 pacientes con fibrilación auricular temprana (de menos de un año) que fueron tratados en 135 centros de 11 países europeos.

Durante un seguimiento de más de cinco años, los investigadores compararon pacientes a los que se les ha hecho un control precoz del ritmo cardíaco, con antiarrítmicos o con ablación, con otros a los que controlaron la frecuencia según las guías clínicas actuales.

El estudio concluye que la terapia precoz de control de ritmo se asocia con un menor riesgo de problemas cardiovasculares (embolia, infarto de miocardio y mortalidad cardiovascular) que la atención habitual en pacientes con fibrilación auricular.

“Estos resultados tienen el potencial de cambiar completamente la práctica clínica hacia la terapia de control del ritmo precoz después del diagnóstico de fibrilación auricular”, concluye Lluís Mont.

Compruebe también

Cómo hacer colágeno natural con aceite de coco

Aunque no exista una edad fija para la aparición de signos de la edad, tales …