Lewis Hamilton llega a un circuito donde acostumbra a brillar

La Fórmula 1 cambia de escenario este fin de semana. Del Red Bull Ring al Hungaroring: tras dos primeras carreras en dos semanas en el trazado austríaco, la Fórmula 1 se desplaza a Hungría, a un circuito en el que Lewis Hamilton y Mercedes tienen la costumbre de brillar.

Tras una entrada en materia hace quince días en Austria, sancionada con dos penalizaciones y solo una cuarta plaza, el británico se recuperó la semana siguiente con una cómoda pole position y una victoria en un circuito que está entre sus favoritos.

En el Hungaroring de Budapest, es otra historia: desde su debut en 2007 (hace trece temporadas), el séxtuple campeón del mundo se ha impuesto en siete ocasiones (un récord) y ha firmado seis poles.

Solo Michael Schumacher lo ha hecho mejor, con siete poles, pero es otro récord de la leyenda alemana el que Hamilton busca este año: el de siete títulos mundiales.

Vencedor del primer gran premio de 2020 y segundo en el siguiente, su compañero finlandés Valtteri Bottas ocupa la primera plaza del campeonato, con seis puntos de ventaja, pero el paddock espera casi con unanimidad ver esta situación invertida tras la tercera válida de la temporada, que volverá a ser disputada a puerta cerrada debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Se espera mucho de Max Verstappen, pero el holandés estimó al término de las dos primera carreras en Austria que su RedBull «no es simplemente lo suficientemente rápido» para batir a los Mercedes.

Sobre un trazado en el que tiene mucho protagonismo la aerodinámica más que la potencia del motor, ¿puede ser diferente el resultado? Fue aquí donde Verstappen logró su primera pole position en F1 el año pasado, antes de ser batido en carrera por Hamilton en una buena jugada de estrategias.

«Triple header»

Otra imagen fuerte del último Gran Premio de Estiria, menos gloriosa que el gran dominio de Hamilton, fue el choque en la primera vuelta entre los Ferrari de Charles Leclerc y Sebastian Vettel.

Tras haber recibido las excusas de su compañero monegasco, el alemán aseguró que ambos son «lo suficientemente maduros» para dejar atrás el incidente.

Aunque lo logren, la Scuderia no parece estar en su mejor momento, sobre todo en las clasificaciones, ya que su SF1000 fue superado no solo por Mercedes y Red Bull, sino también por Racing Point, McLaren y Renault.

«Sabemos que el nivel de actuación de nuestro auto no está a la altura de nuestras expectativas o las de nuestros aficionados», admite el Team Principal del equipo, Mattia Binotto.

«Pero trabajamos muy duro a todos los niveles para progresar tan rápido como sea posible», añadió.

Es indispensable para que la segunda plaza de Leclerc en un gran premio inaugural lleno de abandonos no sea excepcional.

La fatiga, por último, podría hacer la diferencia este fin de semana. No tanto la de los pilotos como la de los equipos, sin descanso desde hace tres semanas.

El primer «triple header» (tres carreras en otras tantas semanas) de la historia de la F1 en el verano de 2018 había dejado al personal de las escuderías exhausto, pero eran otros tiempos.

La temporada había comenzado unos meses antes y tuvieron que hacer frente a muchos kilómetros entre Francia, Austria y Gran Bretaña. Esta vez, el campeonato comenzó con más de tres meses de retraso debido al Covid-19 y solo 400 kms separan al Red Bull Ring del Hungaroring.

Notiespartano/El Universal

Compruebe también

Guaiqueríes culmina temporada regular con 10 victorias

El anfitrión de la primera edición de la Superliga, Guaiqueríes de Margarita, cerró la ronda …