ANÁLISIS-Ataque a jefe policía Ciudad de México abre nuevo frente de lucha contra crimen organizado

Por Lizbeth Diaz

CIUDAD DE MÉXICO, 27 jun (Reuters) – La bulliciosa capital de México fue considerada alguna vez un relativo oasis en la furiosa guerra contra las drogas del país, pero el intento de asesinato estilo militar del jefe de policía de la ciudad muestra que al menos un grupo criminal no teme romper la paz.

El muy violento Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fue rápidamente señalado como el probable autor del ataque por el propio objetivo del mismo, Omar García Harfuch, en un mensaje que él mismo puso en su cuenta de Twitter presumiblemente desde su cama en el hospital.

El jefe policíaco de 38 años, que recibió disparos en el hombro, la clavícula y la rodilla durante el ataque, se comprometió desafiante a seguir trabajando.

Aunque los pistoleros no mataron a García Harfuch en el atentado del viernes por la mañana en uno de los barrios más exclusivos de Ciudad de México, dos de sus guardaespaldas y una mujer que viajaba en un auto y se dirigía al trabajo perdieron la vida. [nL1N2E30KI]

«Hasta hace poco se negaba que en Ciudad de México operaran grandes cárteles de la droga y esto no es cierto», dijo Erubiel Tirado, experto en seguridad.

Las autoridades dijeron que ya han sido detenidos casi 20 sospechosos, incluyendo al supuesto autor intelectual del intento de asesinato.

El ataque se llevó a cabo en el emblemático Paseo de la Reforma. Las imágenes de cámaras de seguridad mostraron a los sicarios, fuertemente armados y en su mayoría encapuchados, saliendo de un camión después de bloquear la calle y disparar cientos de tiros hacia la camioneta blindada de García Harfuch.

En un mensaje el sábado, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno no va a declararle la guerra a nadie pero que tampoco «somos cobardes» y «no nos vamos a dejar intimidar».

«Sí vamos a actuar y evitar que se comentan estos atentados», subrayó.

Muchos analistas describieron el golpe como una muestra de fuerza del CJNG y una prueba de que las bandas del narcotráfico están probablemente ampliando su presencia en la capital mexicana. Otros, sin embargo, tienen un punto de vista contrario.

«Para mí, más que una muestra de poder son patadas de ahogado», dijo el experto en seguridad nacional Tomás Guevara.

Sostuvo que los informes preliminares señalan que el atentado se preparó durante tres semanas y calificó como bien ejecutada la contraofensiva inmediata de la policía después del ataque y por la que se acorraló rápidamente a los pistoleros que huían.

«Al menos en Ciudad de México la policía sí está trabajando bien (…) espero que esto tenga efecto en otras policías de otros estados», añadió.

El CJNG es considerado el grupo criminal más fuerte de México, junto con el Cártel de Sinaloa, anteriormente liderado por Joaquín «El Chapo» Guzmán. Se le suele atribuir infiltrarse con éxito en departamentos de policía mal pagados y pobremente capacitados de todo el país para cubrir las huellas de sus delitos.

A diferencia de sus predecesores, López Obrador ha buscado un enfoque menos polémico en la lucha contra la delincuencia, prefiriendo atacar lo que él describe como causas fundamentales como la pobreza y el desempleo entre los jóvenes, a través del gasto social.

Pero durante el primer año de López Obrador en el cargo, que asumió en diciembre del 2018, los asesinatos alcanzaron un récord y la tasa de homicidios está a punto de ser superada este año.

La terrible ola de crímenes probablemente ejercerá más presión sobre el presidente para que cambie de rumbo.

«Militarizar será la respuesta del Estado», dijo Tirado, aunque dijo que eso no impedirá el crecimiento del CJNG o nuevos tiroteos mortales.

«Esta película ya la vimos», subrayó.

(Escrito por David Alire Garcia. Con reporte adicional y editado en español por Adriana Barrera)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG5Q0NV-BASEIMAGE

Compruebe también

Cubanos manifiestan fuera del Ministerio de Cultura en una rara muestra de disenso

Cubanos se reunieron en el exterior del Ministerio de Cultura de Cuba para respuestas sobre la huelga de hambre de un grupo de artistas