Agenda solapada: Petróleo, Agro y Turismo, por José Angel Borrego

Henrique Capriles y Andrés Velásquez son de los pocos políticos que miden la verborrea. Cierto. Pero ni aun ellos, y menos desde luego los parlanchines de oficio, disponen de la Agenda/País que puede reajustar la brújula que nos conduzca a un norte auspicioso.

En nuestro caso Venezuela, esa Agenda/País tiene tres puntos esenciales, que se han tocado, cierto también, pero cada vez con mayor ignorancia.

Aunque (ni sería preciso aclararlo) en cada uno de sus puntos todo está inventado. No son necesarios los “pensadores” vernáculos ni siquiera para trazar estrategias. No hay aspecto de esas materias que no haya sido tomografiado por Expertos Clase A1 en los países que ostentan el máximo desarrollo de cada ítem señalado. De manera, pues, que no hay nada que inventar y solo hay que aplicar lo que ya está inventado. ¿Quedó claro? Porque generalmente cada jefe político dispone de “tecnócratas” (payasos) cuyas experticias han sido, hasta el día de hoy, dañinas, onerosas, retrógradas, obstruyentes y fantasiosas. En materia petrolera en los últimos 21 años y en Agro y Turismo por 60 o más años. Se impone entonces la cordura por encima de los egos, que los hay, pero tienen que ser aplanados.

Petróleo.– Es sugerible que se convoque a un experto como Luis Giusti, por caso, no para que presida PDVSA (ya lo hizo y excelente) sino para que coordine el equipo que determinará qué es lo que debe hacerse con las seis refinerías convertidas en chatarra en las dos últimas décadas. Cuáles políticas empresariales asumir. Leyes a modificar para seducir al capital privado internacional. Cómo borrar el vocablo soberanía del diccionario de la demagogia política. Lo que necesitamos es producir petróleo, refinarlo, convertirlo en sub-productos de todo tipo y mercadearlos. Eso NO podemos lograrlo con la mediocre mentalidad política local de nuestros líderes y ellos, cada uno, debe convencerse de su analfabetismo absoluto en la materia.

Agro.- También aquí todo está inventado. Desde los años 90 el antiguo MARNR hizo un inventario de tierras idóneas para siembras y crías en todo el país. Ese mapa debe estar en alguna parte o poseerlo alguien. Allí se establece qué puede sembrarse y criarse en cada espacio y según nos comentó un viceministro de aquella época, en el papel se demostró nuestra capacidad para autogestarnos alimentariamente con excedentes cercanos al doble de nuestras necesidades, para exportar. ¿Qué sucedió? Que “expertos” y ministros (sin excepción) de toda ralea, en especial en estos 21 años han “distraído” el Tesoro Público dilapidando y desfalcando miles de millones de dólares que ellos han destinado a “políticas” agropecuarias. Se necesita traer técnicos verdaderos y negociar con ellos la modernización y productividad del agro venezolano. Gente que venga, invierta, obtenga excelentes dividendos y los comparta con nosotros junto a transferencia de tecnología. El mejor agroproductor nuestro, por razones derivadas de la ineficiencia gubernamental, está en pañales con respecto al resto del mundo. Eso hay que revertirlo, y repito, sin políticos husmeando.

Turismo.- Decíamos en anterior trabajo que aun con tres enormes conflictos políticos en el 2019 en España, ese país, ese mismo año, recibió, atendió, recreó, alojó y alimentó a 50 millones de turistas. Y España no dispone del arsenal de recursos naturales que Venezuela. Pero tiene españoles (y no venezolanos) gerenciando el turismo.

Pero no solo España es líder en esta materia. Bien cerquita tenemos tres islas (Aruba, Curazao y Bonaire) cuyos PIB superan el nuestro años luz y se nutren solo de turismo. Ejemplos similares los hay en todo el mundo pero en particular en el Caribe. Desde luego, menos Venezuela (y Cuba), porque los políticos han impedido exprofeso nuestro desarrollo turístico. Hubo un Presidente que aceptó la exigencia de Curazao de no permitir casinos porque perjudicaba el turismo curazoleño. ¿Qué tal? Esos son nuestros políticos, también sin excepción. Y como dato adicional, en turismo también todo está inventado. No necesitamos las “ideas” de cortesanos chanchulleros.

Solo así, léase bien por favor: únicamente de esta manera podemos creer que en el futuro cercano hay esperanzas para los venezolanos. No es fácil convencer a los políticos de su inutilidad en estos aspectos, pero hay que lloverles sobre-mojado cada día.

NOTABENE: En cuanto a las “industrias” de Guayana, todas, si alguien consigue a quien regalarlas, lo felicitaremos. Sería un gran negocio convencer a inversionistas que las recuperen y las hagan productivas. Al menos ofrecerán plazas de trabajo y pagarán algún impuesto. (No me digas, Andrés, que estoy mal informado en cuando a la CVG)

2020/JoséAngelBorrego

Compruebe también

Presidente, ¿por qué nos condenó al olvido? por Morel Rodríguez Ávila

Señor presidente: De manera firme pero respetuosa elevamos ante usted nuestra democrática protesta por el …