Iquitos, la otra cara de Perú

La ciudad de Iquitos, capital de la región de Loreto, es la séptima ciudad más poblada de Perú. Se encuentra en la selva norte, a orillas de un brazo secundario del río Amazonas. Iquitos no suele ser el destino escogido por los turistas que deciden conocer Perú, sin embargo, tiene mucho que ofrecer. ¿Te apetece conocer esta curiosa ciudad?

Iquitos, la otra cara de Perú

Esta ciudad peruana tiene más de 400.000 habitantes, lo que la convierte en una de las más grandes del país. Pese a eso, no se puede llegar hasta ella por carretera, solo en avión o barco.

Debido a su proximidad con el río Amazonas, en la ciudad se ofertan numerosos tours y excursiones. Una oportunidad de conocer algunas tribus que habitan en la selva, algo único y totalmente alejado de lo que solemos ver en las grandes ciudades y pequeños pueblos. Sin duda, una forma de conocer otras formas de vivir.

Iquitos posee algunos lugares de sumo interés en su interior. La casa de Fierro, por ejemplo, se encuentra en el mismo centro de la ciudad. Fue diseñada y construida por Gustave Eiffel. Otro atractivo de Iquitos es el barrio de Belén. Conocido también como la Venecia amazónica porque las casas de madera se encuentran flotando sobre el agua. En él se celebra un mercado muy interesante y pintoresco.

Otras visitas imprescindibles son el Malecón Tarapacá, boulevard que ofrece unas preciosas vistas del río Amazonas y del puerto de Belén; el caserío de Santo Tomás, donde se ofertan actividades deportivas de todo tipo; el embarcadero Bellavista Nanay, donde se alquilan botes para pasear por el río Nanay y visitar los caseríos aledaños de Padre Cocha y San Andrés; y el puerto Almendra, donde se encuentra el jardín botánico Arboretum El Huayo.

Y aquellos que quieran conocer un poco más la fauna amazónica, en el zoo Quistococha habitan otorongos, tigrillos, tucanes, loros, caimanes, serpientes, tortugas y muchos más animales igual de interesantes.

Perú se caracteriza por ser el mejor destino gastronómico del mundo. Iquitos es algo diferente. En esta ciudad nos podemos encontrar todo tipo de comida fuera de lo común, apta solo para los más atrevidos, como larvas de gusano, huevos de tortuga o cocodrilo frito.

No hay duda que Iquitos es una parada obligatoria para todos aquellos que quieran conocer la otra cara de Perú y quieran conocer el auténtico encanto de la selva.

Compruebe también

Sidney: fineza, deleite y diversión

Uno de los sitios que primero ve nacer el día de todo el planeta (y que …