Algunos datos sorprendentes sobre las bibliotecas

Las bibliotecas tienen datos muy curiosos que podrían sorprenderte, sobre todo por su antigüedad. Hoy te revelaremos algunos de esos datos de los que muy pocos tienen ideas.

El primer bibliotecario

Se dice que el primer bibliotecario fue un monje llamado Anastasias, que fue el principal archivero de la Iglesia de Roma en el siglo IX y que convenientemente tomó el título de bibliothecarius.

El libro favorito de los ladrones

El libro más robado de las bibliotecas es el Libro de los Récord Guinness, lo que lo convierte en un récord en sí mismo.

Bibliotecas de cuatro patas

En lugares de difícil acceso se suelen usar animales como caballos, burros y camellos a modo de bibliotecas móviles, cargando los libros en sus lomos. Irónicamente, los animales generalmente tienen prohibido entrar en la mayoría de bibliotecas del mundo.

Bibliotecas de altura

La biblioteca más alta del mundo está ubicada en el piso 60 del hotel JW Marriott en Shanghái, China. Nadie sabe exactamente por qué está localizada a semejante altura.

Historia antigua

Algunas de las primeras evidencias de la existencia de una biblioteca se descubrieron en Sumeria, en la región histórica de Mesopotamia. En este lugar se desenterraron tabletas de arcilla organizadas que contenían la forma más antigua de escritura, la cuneiforme, con registros de ventas y transacciones comerciales.

Compruebe también

La extraña historia del “cementerio” de autos Porsche hallado en California

Corría el año 1977 cuando desde Stuttgart apareció un auto que estaba llamado a ser …