Trucos caseros para eliminar el mal olor de tus sandalias

Llega el calor y una forma de sentirse fresco es llevar los pies al descubierto usando sandalias, sin embargo muchas veces el sudor o el material del calzado adquieren mal olor.

Afortunadamente, esto no es nada de qué preocuparse pues puede neutralizar el hedor de forma sencilla con algunos remedios caseros a base de ingredientes naturales, como el talco, el bicarbonato o algunos aceites esenciales. A continuación, te explicamos cómo hacerlo:

Elimina el mal olor de tus sandalias

No hay ninguna duda de que las sandalias son un calzado cómodo que nos permite tener los pies frescos en las épocas de calor. No obstante, a pesar de que nos posibilitan tener los pies ventilados, el calor abundante también puede causar un exceso de humedad y olor.

Estas son algunas soluciones caseras que nos pueden ayudar a eliminar lo apestoso del calzado. Solo tienes que usarlos al quitarte las sandalias y, cuando vuelvas a ponértelas, estarán listas.

Té de menta

Si tienes en casa infusiones de té, menta poleo o similares, si dejas secar las bolsitas ya usadas tendrás a tu alcance un sencillo y económico desodorante natural. Estas bolsitas se pueden utilizar para la nevera, los armarios y también para sandalias.

Además, para potenciar su agradable aroma, puedes impregnarlas con algunas gotas de aceite esencial de menta. Cuando veas que pierden el olor, puedes añadirles un poco más para quitar la fetidez de las sandalias.

Bicarbonato de sodio

Uno de los remedios más antiguos y eficaces que se conocen para eliminar el mal olor de las sandalias, y de cualquier otro tipo de calzado, es el bicarbonato de sodio. Este producto es absorbente, fungicida y alcalinizante, por lo que también es muy efectivo para la limpieza en el hogar.

Puedes combinarlo con otros ingredientes como, por ejemplo, las peladuras de los cítricos, pues son ricas en esencias naturales y aportan un delicioso olor a limpio y fresco. Para ello, pela diferentes frutas cítricas, como limón, naranja o mandarina a tiras finas e introdúcelas en un bote con bicarbonato de sodio.

Mejor no trocearlas demasiado, y deja que el bicarbonato se impregne bien con las cáscaras durante unos días. Por último, pon un poco de esta mezcla en la suela interior durante la noche para quitar el mal olor de las sandalias de cuero o de cualquier otro material.

Además, puedes espolvorearlo sobre las plantas de las sandalias y dejarlo actuar durante 30 minutos, después frota con un cepillo suave y elimina los restos. El olor habrá desaparecido, pudiendo recurrir a este truco las veces que sea necesario.

Otro consejo para eliminar el mal olor de este calzado es impregnarlas con suavizante y guardarlas en una bolsa durante 12 horas. Pasado este tiempo, enjuágalas con un trapo húmedo y déjalas secar al sol, de lo contrario, pueden volver los malos olores.

Si es posible, coloca unas plantillas antiolor, además algunas son antibacterianas y fungicidas.

Puedes utilizar polvos de talco del mismo modo que el bicarbonato, muy útil sobre todo para quitar el mal olor de las sandalias de cuero. Además, por su capacidad de absorber la humedad y sus beneficios para la piel, no será necesario frotar con el cepillo para eliminar los restos.

Procure siempre:

Tener los pies limpios, incluso puedes utilizar un desodorante específico para esta zona.
Dejar el calzado en una zona ventilada y seca.
Comprar tus sandalias de materiales naturales y que tengan una buena transpiración.
Si piensas que el mal olor de pies puede estar generado por una infección, visita a tu podólogo.
La dieta también influye en el olor corporal. Aumenta el consumo de frutas y verduras crudas y bebe dos litros de agua al día como mínimo

Compruebe también

¿Cómo humectar las manos resecas?

La resequedad de la piel se produce cuando pierde demasiada agua y aceite. Es común …