¿Cómo enfrentar depresión y ansiedad durante la pandemia?

La ansiedad es un trastorno que puede afectar a cualquier persona, aunque no todas la padecen de manera intensa.

Dado que es una afección que puede tener diversas causas -incluso más de una-, es necesario consultar con un especialista para que pueda hacer el diagnóstico correcto y conozca en profundidad los motivos que desencadenan el cuadro (por ejemplo si la persona está atravesando una depresión).

De esta manera, un psicólogo u otro profesional de la salud mental podrá indicar el tratamiento adecuado para el paciente.

El aislamiento que actualmente vive el mundo, consecuencia de la expansión del nuevo coronavirus, es una situación absolutamente anómala que puede generar un aumento en la ansiedad y el estrés.

El encierro, la incertidumbre, la falta de incentivo en el día a día, entre otros factores, pueden causar ansiedad y es probable que afecten de manera más grave a pacientes que ya padecen este trastorno.

Ansiedad y depresión durante la cuarentena

Es una realidad que el ser humano no está acostumbrado a no salir de su casa durante tanto tiempo, por lo que es altamente probable que algunas personas aumenten sus niveles de ansiedad.

Hay algunas estrategias que los expertos recomiendan para controlar esa situación y no sentirse tan ansioso (e incluso deprimido), durante el encierro. Aunque parezca difícil, una de las más efectivas es mantener una rutina que se pueda repetir diariamente y que “obligue” a hacer ciertas actividades de una determinada manera y en cierto momento del día. Este hábito es más fácil de mantener para aquellos que pueden trabajar desde sus hogares, ya que de por sí el trabajo es una actividad y ocupa una importante porción de la jornada.

Sin embargo, para aquellos que no pueden trabajar desde sus hogares este punto también es importante.

Es de suma relevancia que el cuerpo y la mente se mantengan activos y que se pueda percibir la diferencia entre un día de semana y un fin de semana o feriado, tal como sucedería en circunstancias regulares.

4 tips para manejar la ansiedad de adultos en cuarentena

*Organizar una rutina de trabajo

*Mantener horarios de alimentación

*Incorporar actividad física en la mañana o en la tarde

*Comunicarse con familiares y amigos a través de la tecnología

Los niños merecen una mención aparte, dado que esta realidad también los afecta de manera particular y es necesario que su entorno sepa qué hacer para bajar los niveles de estrés y ansiedad. En este sentido, una de las recomendaciones que más han reiterado los especialistas es la necesidad de que se mantengan separados los espacios de intimidad de cada habitante de la casa.

Incluso los niños más pequeños pasan parte del día lejos de sus padres –porque van a una guardería, al jardín o se quedan con alguien que los cuida- y deben sentir que tienen su espacio de juego y de esparcimiento. Esto es un punto esencial para los padres, dado que ellos también necesitan momentos de concentración o de descanso dentro de su día a día.

4 tips para manejar la ansiedad de niños en cuarentena

*Realizar actividades cortas, bien estructuradas y cortas que permitan desarrollar su creatividad

*Mantener actividades dirigidas con estímulos durante la mañana y espacios más libres para que jueguen en la tarde

*Cocinar con ellos y potenciar la alimentación saludable

*Enseñar el cuidado del medio ambiente, a través de la jardinería

El deporte, un gran aliado

Hacer ejercicio es una de las actividades en las que se pueden combinar algunas de las recomendaciones mencionadas anteriormente. La rutina diaria o semanal de actividad física es fundamental para mantener al cuerpo y a la mente activos, así como para generar un cansancio que permita que el sueño no se altere.

La falta de las tareas diarias, el hecho de estar todo el tiempo en los mismos espacios puede impactar negativamente en el sueño, que puede presentar desórdenes y así alterar otros aspectos de la salud.

Además, el deporte puede ayudar a generar una rutina. Si se establecen días y horarios en los que se practica ejercicio -tal como sucedería en el día a día estándar- es más fácil seguir un orden y que el día se acomode de acuerdo a las actividades que cada uno considera esenciales.

Cuáles son los síntomas de ansiedad

En general, este trastorno produce momentos de taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos y la sensación de tener un “nudo” en el estómago.

Asimismo, las alteraciones de la alimentación, la tensión y rigidez muscular y el cansancio son muy frecuentes en estos casos.

Además, es posible que el paciente sienta inseguridad, temor a perder el control de algunas situaciones y dificultad para tomar decisiones en ciertos momentos.Todos estos síntomas pueden generar, a su vez, manifestaciones a nivel intelectual, por lo que algunos pacientes pueden tener dificultades de atención, concentración y memoria, preocupación excesiva, pensamientos distorsionados e, incremento de las dudas y la sensación de confusión.

La mayoría de los pacientes que padece ansiedad -sobre todo en los casos más extremos- suele presentar los síntomas mencionados. Es en ese momento cuando resulta necesario concurrir a un especialista para tratar el trastorno.

Cuándo consultar a un médico

En la consulta es posible que el profesional realice un examen psicológico para hablar sobre los pensamientos, sentimientos y comportamientos, de modo que sea posible llegar a un diagnóstico y detectar las complicaciones relacionadas.

Además, puede comparar los síntomas con los criterios del DSM-5, publicado por American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría), para diagnosticar un trastorno de ansiedad.

Una vez identificado el trastorno, el especialista indica cuál es el tratamiento que considera más adecuado para ese paciente. Los dos más frecuentemente utilizados para los trastornos de ansiedad son la psicoterapia y los medicamentos, aunque en muchas ocasiones se usa una combinación de ambos.

La psicoterapia incluye el trabajo con un terapeuta para reducir los síntomas de ansiedad, lo cual puede ser un tratamiento eficaz para la ansiedad. Más precisamente, la terapia cognitiva conductual (TCC) es la manera más eficaz de la psicoterapia para tratar los trastornos de ansiedad. En general, es un tratamiento a corto plazo y se enfoca en enseñar técnicas específicas para mejorar los síntomas y poder gradualmente volver a las actividades que se solían evitar a causa de la ansiedad.

En algunos casos, se usan varios tipos de medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas, según el tipo de trastorno de ansiedad que la persona tenga y si está combinado o no con otra afección.

Cada especialista deberá analizar la situación del paciente e indicará cuál es la medicación más adecuada.

Más allá de los tratamientos mencionados, los cambios en el estilo de vida también pueden marcar la diferencia de manera positiva.

En general, los profesionales recomiendan permanecer activo físicamente, evitar el alcohol y las drogas recreativas, dejar de fumar y reducir o dejar de consumir bebidas con cafeína. Asimismo, es aconsejable usar técnicas de control del estrés y de relajación, que en muchas personas han demostrado ser útiles, y tener un horario de descanso regular.

La dieta, por último, también se configura como un elemento clave, ya que los alimentos saludables contribuyen al bienestar general del cuerpo.

Compruebe también

Las vacunas ayudarán a controlar pero no a erradicar el coronavirus

Las vacunas contra el coronavirus no servirán para erradicar la covid-19, sino para reducir la …