Unos mil venezolanos quedarían sin trabajo en ligas menores

Mientras en Grandes Ligas todavía abrigan esperanzas de jugar en 2020, el escenario que presentan las ligas menores es realmente sombrío, sin perspectivas de ingresos para los clubes, que ya comienzan a advertir que no tienen recursos para pagar salarios a los peloteros a partir de junio, lo cual indica que en más de 160 equipos afiliados quedarán cesantes alrededor de seis mil peloteros y técnicos, incluidos aproximadamente unos mil venezolanos registrados en circuitos de Estados Unidos y República Dominicana, según las guías de medios 2020 de las treinta organizaciones de MLB.

 

Propietarios de clubes de Grandes Ligas y sindicato de jugadores, que la semana pasada estaban cerca de aceptar términos en torno a rebajas salariales y protocolos de seguridad para evitar contagio y propagación del coronavirus,  alteraron el panorama el pasado martes al experimentar marcadas diferencias en los porcentajes en los que rebajarán los cheques y en los criterios de las medidas sanitarias a implementar.

Pero siguen trabajando con la idea de mantener un negocio que no ofrecerá las mismas perspectivas de ingresos del pasado, pero que puede manejarse con lo que aportan los acuerdos de televisión, especialmente en la postemporada.

En ligas menores ese no es el caso. Los ingresos allí dependen directamente de la venta de boletos, de los concesionarios de alimentos y bebidas y de la mercancía de los equipos que adquiere la fanaticada. Buena parte de los 160 equipos de circuitos menores de los Estados Unidos invirtieron en la campaña de 2020 desde finales del año pasado, y ahora dudan poder recuperar ese capital.

Especialmente porque si la fanaticada no puede ir a los estadios debido a las restricciones de cuarentena por la amenaza de Covid-19, es preferible cancelar la temporada.

Los equipos de ligas menores no tienen control sobre las nóminas de peloteros y técnicos, es decir, no pagan salarios al personal uniformado. Pero las organizaciones de Grandes Ligas no tienen que ver con la operación de gastos por los juegos, a menos que los clubes filiales sean de su propiedad, algo que no es muy común en esta época.

Alternativa invernal

Ante la crisis de desempleo que la pandemia impone a los peloteros, las ligas del Caribe surgen como una alternativa para percibir ingresos y mantener las condiciones físicas.

En el caso venezolano se mantiene la incertidumbre.

Giusseppe Palmisano, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, se ha mostrado reservado en las últimas semanas a la hora de  hablar de las perspectivas de la campaña 2020-21.

Estima el alto ejecutivo que en la convención del mes de julio tendrán claro si se podrá jugar a partir del mes de noviembre, con autorización de MLB para contratar importados para los ocho clubes y con los criterios de las autoridades gubernamentales para manejar los controles de prevención de la pandemia.

La campaña 2019-20 se jugó en la ronda eliminatoria sin jugadores pertenecientes al beisbol organizado, debido a las restricciones (orden ejecutiva ) impuestas por el departamento del tesoro a las transacciones económicas entre Estados Unidos y Venezuela.

Por gestiones de Palmisano y otros directivos de la LVBP se logró cierta flexibilidad y una vez que culminó la eliminatoria, seis de los ocho clubes (Tigres y Navegantes quedaron por fuera) pudieron contratar talento perteneciente a organizaciones de MLB.

En la convención de julio también se presentará el informe del estatus de las gestiones realizadas para que le levanten la sanción a Magallanes y Aragua.

 Antes que MLB y la Confederación Internacional de Beisbol y Softbol anunciaran el pasado 11 de mayo la cancelación de la edición 2021 del Clásico Mundial, se especulaba que el gran atractivo de la temporada 2020-21 de la LVBP sería la presencia de buena parte del contingente de bigleaguers criollos que tiene intenciones de actuar con la selección nacional en la competencia.

 Ahora pudieran ser los mejores prospectos venezolanos de ligas menores, quienes ante la paralización de actividades, tratarán de solicitar autorización para jugar, de manera de estar activos durante el invierno, y le darán mejor nivel al circuito, si definitivamente a partir de noviembre se juega el 76° torneo de la historia del circuito local

Notiespartano/Líder en Deportes

Compruebe también

Fiscalía italiana dice que Juventus trató de acelerar proceso de nacionalización de Suárez

4 dic (Reuters) – La Juventus tomó medidas para acelerar el intento de obtener la …