Productos de belleza podrían estar enfermando a la población

Cualquiera que haya mirado alguna vez una loción o una botella de champú, probablemente haya notado una gran variedad de sustancias químicas. Suponemos que son lo suficientemente seguros como para ponerlos en nuestro cuerpo, pero ¿cuánto sabemos realmente sobre los productos que preparamos cada día?

La industria cosmética y de cuidado personal de los EEUU, desde maquillaje hasta champú, loción y protector solar, está en gran medida autorregulada. Desde la primera vez que estuvo bajo el alcance de la FDA en la década de 1930, a la industria solo se le ha prohibido el uso de nueve productos químicos, mientras a la par existen 12 mil otros ingredientes aprobados para su uso en la actualidad.

Los defensores de la salud del consumidor y algunos investigadores han advertido durante años que al menos algunos de ellos no son seguros. Y están tratando de conectar los puntos entre estos productos de uso íntimo y algunas tendencias preocupantes, especialmente en las mujeres.

Las mujeres estadounidenses usan un promedio de 12 productos por día (casi 200 productos químicos), según un estudio realizado en 2004 por el Environmental Working Group (EWG), un grupo de defensa del medio ambiente y la salud sin fines de lucro. Otra encuesta, realizada por un minorista de belleza en 2016, encontró que las mujeres tenían un promedio de 16 productos por día solo en su cara.

“El cáncer está en aumento, la infertilidad está en aumento, las alergias en los niños están en aumento y la gente no puede entender por qué”, dijo Nneka Leiba, directora de ciencias de la vida saludable en EWG, que ha estado monitoreando sustancias químicas en cosméticos desde hace más de una década. “Los aumentos no se deben solo a la genética y a las nuevas técnicas de diagnóstico”.

En los EEUU, las tasas generales de cáncer han disminuido en los últimos años, pero ciertos tipos de cáncer, incluidos los de tiroides, hígado y piel, están aumentando, según los últimos datos del gobierno. Y mientras que la tasa de diagnósticos de cáncer entre los hombres está disminuyendo, las tasas para las mujeres se han mantenido estables desde 2008.

Leiba dijo que los carcinógenos conocidos o sospechosos, como el formaldehído, que se encuentran en algunos tratamientos de queratina para el cabello, el jabón corporal y el esmalte de uñas, y el alquitrán de hulla, que se encuentran en algunos tintes para el cabello y el champú, son de gran preocupación en los productos de belleza. También lo son los metales pesados, como el plomo que se encuentra en los lápices labiales y los productos a base de arcilla, y los químicos de alteración endocrina como los parabenos y los ftalatos, entre otros. EWG también ha encontrado químicos PFAS tóxicos, utilizados en retardantes de llama y teflón, en algunos cosméticos.

EWG, junto con otros grupos de defensa, está impulsando una mayor transparencia y regulación de la industria para prohibir ciertos ingredientes, muchos de los cuales ya están bloqueados en otros países. Un informe reciente de la organización encontró que más de 40 países han prohibido 1.400 productos químicos en productos cosméticos.

Compruebe también

Las 8 enfermedades que más atacan al sistema inmunológico

Las enfermedades que atacan al sistema inmune son un conjunto de patologías graves; la mayoría …