Conozca la Guatusa, roedor dispersador de semillas que incluso entierra

En la Zona Norte y otras del país, habita un roedor sumamente interesante y de gran valor en la protección de los bosque, por su capacidad para dispersar semillas, que incluso entierra en distintos lugares para luego comerlas, pero en la mayoría de veces no logra encontrarlas, lo que permite que nazca un nuevo arbolito en algún lugar del bosque.

En la Zona Norte existe un cantón con nombre de Guatuso de Alajuela, se dice que su nombre se debe a la abundancia de este roedor, propio de sus bosques y que servía de alimento a los indígenas Maleku.

La guatusa es conocido como agutí centroamericano, también es conocida como cherenga, carma, picure o añuje (Dasyprocta punctata) es una especie de roedor de la familia Dasyproctidae. Mide entre 42 y 62 centímetros y pesa de 2 a 3 kilos. Su pelo es castaño rojizo. Se encuentra al sur de México, en Centroamérica y más al sur del continente hasta el norte de la Argentina.

Es un anima diurno, pero adopta comportamiento nocturno si se siente amenazado. Se alimenta principalmente de frutos. Sepulta semillas en su territorio y en épocas de escasez de alimentos dependen de esas semillas sepultadas. Muchas de estas semillas son olvidadas, lo que ayuda en la proliferación de diversos tipos de árboles y arbustos.

Poderosos dientes

El período de gestación dura entre 93 y 104 días, después de los cuales la hembra pare 1 a 3 crías. Tiene entre dos y tres camadas al año. Viven algo más de trece años.

Su pelaje marrón actúa como camuflaje entre el suelo del bosque. Este pelaje es aceitoso y actúa como una capa impermeable contra las lluvias de los trópicos. Las guatusas tienen una pequeña cola negra y poderosos dientes.

Sus dientes tienen un esmalte poderoso que los hace más fuertes y perfectos para abrir las duras nueces de las que se alimentan. Las nueces y las semillas son la comida preferida de la guatusa. Puede incluso escuchar con sus oídos hipersensibles, el momento en el que las frutas caen y tocan el suelo.

Cuando presienten el peligro, se inmovilizan y esperan camuflarse con los alrededores. Si eso no les funciona, alzan los pelos de su espalda y hacen un sonido fuerte de alarma para intentar ahuyentar a los depredadores. Pueden brincar 2 metros en el aire, darse vuelta, caer y correr en otra dirección.

Los machos y hembras de guatusas marcan su territorio con orina. Los machos también orinan sobre las hembras para mostrar interés en la época de apareamiento.

La guatusa construye su madriguera en el suelo, tapizándola con ramas entrecruzadas y hojas. Sus principales enemigos son felinos, boas, coyotes y tolomucos. Cuando son perseguidas, corren en círculos en una porción pequeña de terreno, lo que, junto con su fuerte olor (el cual usan para comunicación social), las hace presa fácil para cazadores y perros, combinación que las puede eliminar totalmente de algunos lugares.

Compruebe también

Empresa ofrece $2.500 por ver 25 películas de Navidad

Muchos habrán soñado con recibir dinero por ver películas. Ahora ese sueño puede hacerse realidad: Reviews.org, una empresa …