Conseturismo solicita a Mintur la creación de un fondo para su recuperación

La grave crisis económica por la que atraviesa el país unida a la pandemia del COVID 19 colocó a punto de colapso a la industria turística del país aseguro el Consejo Superior de Turismo de Venezuela (CONSETURISMO).

Al tiempo que señalan que las recientes reformas del Código Orgánico Tributario, y los impuestos laborales INCE y Seguro Social más los parafiscales establecidos, como la del 1 % de la facturación turística, son una larga y costosa cadena de obligaciones formales y pecuniarias que están incidiendo negativamente en la operatividad y desarrollo del sector, en su aporte de generar empleo y por ende del bienestar del país.

Frente a esta compleja situación Conseturismo le planteo al Ministerio de Turismo y Comercio Exterior una prórroga para el cumplimiento de los deberes tributarios, el ISLR del sector y la creación de un Fondo para la Recuperación de la Planta Turística Nacional, que le permita a los Prestadores de Servicios Turísticos afectados por la contingencia, su recuperación y reinserción en la cadena productiva turística nacional.

A continuación, texto completo del comunicado

El Consejo Superior de Turismo de Venezuela (CONSETURISMO) ante la Emergencia Sanitaria declarada por el Ejecutivo Nacional por la pandemia calificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) del Corona Virus COVID 19, y sus consecuencias en el desempeño de las fuerzas productivas del sector empresarial del turismo venezolano desea expresar lo siguiente:

  1. Las actuales circunstancias requieren la actuación de todos los sectores sociales y productivos nacionales, de manera concertada con el fin de aportar decisivas acciones para la contención de esta terrible amenaza mundial y preservar la salud de la ciudadanía en general. Por tanto, hacemos un llamado al público en general a mantener la calma y a acatar las disposiciones de las autoridades nacionales y respaldar todas las medidas de las autoridades sanitarias qué permitan la contención de la propagación del citado virus.
  2. Desde el comienzo de esta crisis mundial y como consecuencia de estas medidas, el sector productivo del turismo venezolano se ha visto seriamente afectado. Toda vez, que, a pesar de venir confrontando una delicada situación por el decrecimiento de la actividad turística nacional en los últimos dos años, nuestro empresariado había cifrado sus esperanzas de recuperación en el año 2020.
  3. Igualmente las condiciones de operación y sostenimiento de los servicios turísticos se han visto afectados seriamente por un entorno negativo, caracterizado por el deterioro y las constantes fallas en la prestación de los servicios públicos esenciales, la situación hiperinflacionaria de la economía nacional, la pérdida de la capacidad adquisitiva de la población, el restrictivo control de cambios, la limitada interconectividad nacional e internacional, entre otros factores, los cuales inciden negativamente para su crecimiento como sector estratégico nacional, tal como está establecido en nuestra Constitución Nacional (Art. 310, CRBV).
  4. Las recientes reformas del Código Orgánico Tributario, de la ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de la Ley de Aduanas; los incrementos de las tarifas de los servicios públicos nacionales e impuestos y tasas municipales; el Impuesto a los Grandes  Patrimonios; La Ley de Impuesto sobre la Renta (ISLR); y los impuestos laborales INCE y Seguro Social más  los parafiscales establecidos, como la del 1 % de la facturación turística,  constituyen una larga y costosa cadena de obligaciones formales y pecuniarias que inciden negativamente en la operatividad y desarrollo turístico nacional y en su aporte en la generación de empleo digno y productivo así como bienestar para todo el país.
  5. A pesar de la situación actual de depresión de la actividad, queremos ratificar que el turismo es uno de los sectores productivos nacionales con mayores expectativas de crecimiento y generación de bienestar nacional en materia de recuperación económica y sociocultural. Y en eso estamos plenamente comprometidos los empresarios turísticos del país. El cual debe ser tomado en cuenta y muy seriamente para la mitigación de los efectos socioeconómicos durante y después de los efectos causados por esta lamentable pandemia.

Las actuales circunstancias por la que atraviesa la humanidad a nivel global, requieren imperativamente de acordar soluciones conjuntas entre los gobiernos y los factores productivos, de manera de reconducir la recuperación de las naciones y asegurar la continuidad normal y el sostenimiento productivo de su población.

En atención a esta compleja situación y en procura de atenuar sus negativos efectos es que nos permitimos solicitar ante el Ministerio del Poder Popular para el Turismo y Comercio Exterior y a las altas autoridades nacionales, en concordancia con lo establecido en las normativas fiscal y turística vigente lo siguiente:

  1. Otorgar una extensión o prórroga para el cumplimiento de todas las obligaciones tributarias (Fiscales y parafiscales) que deben cumplir los integrantes del Sistema Turístico Nacional.
  2. Extensión o prórroga del plazo de declaración del ISLR, el cual permita a los integrantes del Sistema Turístico Nacional atender las labores que han sido interrumpidas, retrasadas u obstaculizadas por la contingencia actual que escapa del control del Prestador de Servicio Turístico.
  3. Diferimiento de la entrada en vigencia de la Reforma Parcial de Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley que establece el Impuesto al Valor Agregado, en cuanto a la aplicación de nuevas formalidades y de la alícuota adicional para transacciones pagadas en moneda distinta a la de curso legal en el país, criptomoneda o criptoactivo diferentes a los emitidos y respaldados por la República.
  4. Establecimiento de un Fondo para la Recuperación de la Planta Turística Nacional, que permita a los Prestadores de Servicios Turísticos afectados por la contingencia su recuperación y reinserción en la cadena productiva turística nacional.

Esperamos que tales planteamientos tengan la mayor receptividad y consideración por parte de las autoridades, ratificándoles que en CONSETURISMO estamos dispuestos a participar en un diálogo constructivo que nos permita analizar y encontrar vías de solución conjunta a toda la problemática acá expresada, de manera de consolidar el desarrollo del Turismo Sostenible para una Venezuela Posible.

Conseturismo

Notiespartano

Compruebe también

Mayoría de migrantes venezolanas sufre precariedad laboral en Colombia

BOGOTÁ, 25 nov (Reuters) – La gran mayoría de las migrantes venezolanas trabajan informalmente en …