Adiós al dolor lumbar si pasa mucho tiempo sentado

Las dolencias en la espalda y zonas lumbares se dan por motivo a trabajos sedentarios que pasan más de las 8 horas habituales en una posición rígida o en tensión por el estrés laboral.

Las afectaciones por este motivo pueden ser modificadas al sostener hábitos de vida más sanos y acordes con la salud física de las personas.

El solo hecho de pasar más de 9 horas sentado ya representa un riesgo para la salud a distintos niveles. Independientemente de que se practique ejercicio físico de forma regular fuera del horario laboral.

Si este es su caso, le aconsejamos seguir estas pautas para mejorar la situación y minimizar los riesgos:

¿Cómo afecta tener un trabajo sedentario?

Es una realidad que cada vez más personas realizan trabajos de oficina, pasando largas jornadas laborales sentados delante de un ordenador, según Mejor con Salud. 

Algunas consecuencias son más evidentes como el dolor de espalda y cuello, tensión muscular en toda la zona de la espalda, e incluso contracturas. Pero existen otras consecuencias que hasta el momento no han sido tan valoradas como problemas cervicales.

Sabemos que pasar demasiado tiempo sentado se asocia con un incremento del riesgo de padecer algunas enfermedades.  Entre ellas estaríamos hablando de obesidad, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, mayor resistencia a la insulina y alteraciones lipídicas.

Pautas a adoptar durante la jornada laboral

La preocupación de las autoridades ante esta realidad es tal que incluso se ha llegado a publicar una guía especializada, redactada en el Reino Unido y otros países del viejo continente.

Esta guía contiene recomendaciones para las personas que tienen un trabajo sedentario. Algunas de las pautas que recomienda seguir son las siguientes:

Pasar un mínimo de 2 horas del total de la jornada laboral de pie. Si es posible debería aumentarse hasta llegar a un total de 4 horas diarias.  Realizar pequeñas caminatas.

Realizar estiramientos y rotaciones para desentumecer las principales articulaciones y prevenir molestias y futuras lesiones.

¿Qué más se puede hacer durante el día?

Los efectos negativos de tener un trabajo sedentario no se compensan con el ejercicio físico que podamos hacer fuera de él. No obstante, para un gran número de personas el problema del sedentarismo va mucho más allá del puesto de trabajo.

Actualmente, más del 56% de los jóvenes prefieren quedarse en sus casas viendo televisión o series que salir a tomar aire fresco.

Esta es una personalidad nociva para el propio cuerpo, pues según la comunidad médica, todas las personas requieren de actividad física y movilidad.

Es ideal aprovechar las oportunidades para desplazarnos a pie siempre que sea posible, incluso para ir y volver del trabajo. Si las distancias a recorrer son demasiado largas, debemos priorizar el uso del transporte público frente al vehículo privado.

Si nos desplazamos en transporte podemos aumentar un poco la distancia realizada a pie, bajando una parada antes o aparcando el coche un poco lejos de nuestro destino.

Es una buena idea encontrar momentos para la práctica de ejercicio físico. Este puede ser en casa, en un gimnasio o al aire libre. Si el ejercicio está bien planificado, algunas sesiones cortas de 15 minutos pueden ser igual de beneficiosas.

Procurar que durante el tiempo que pasamos en casa, o en nuestros momentos de ocio, no acumulemos mucho tiempo sentados o sin movernos.

Compruebe también

Vacuna de BioNTech/Pfizer podría ser distribuida este mismo año

La vacuna contra el coronavirus creada por las farmacéuticas estadounidense Pfizer y alemana BioNTech podría …