¿Es bueno hacer deporte durante el embarazo?

El deporte durante el embarazo trae múltiples beneficios, pero se deben tomar las precauciones necesarias y contar con el visto bueno del médico, en especial si antes de la gestación la madre no practicaba actividades físicas con regularidad.

Hay muchas dudas en torno a la práctica del deporte durante el embarazo. Por un lado están quienes piensan que la gestación es una etapa para el reposo y la quietud. En el extremo opuesto están los que opinan que mantenerse constantemente activa durante el embarazo es lo más adecuado.

Los expertos coinciden en señalar que el deporte durante el embarazo es más que aconsejable. Sin embargo, hay que tomar precauciones, ya que no todas las disciplinas son convenientes y tampoco es beneficioso mantener una actividad física indiscriminada.

El deporte durante el embarazo trae grandes beneficios, ya que mejora el estado de ánimo, alivia los dolores de espalda, previene problemas en las articulaciones y acelera el movimiento intestinal. ¿Qué se debe tener en cuenta para que no haya dificultades? Enseguida lo veremos.

La intensidad del deporte durante el embarazo

Lo más conveniente es hacer un plan de actividad física con la supervisión del médico. Si antes del embarazo hacías ejercicio frecuentemente o practicabas algún deporte, bastará con hacer unos pequeños ajustes. Si, en cambio, eras sedentaria, la actividad física debe comenzar despacio baja ir aumentando de intensidad.

Los médicos recomiendan que al menos se lleven a cabo dos horas y media de actividad física aeróbica por semana para quienes no acostumbran a hacer ejercicio. Las madres que practican deportes regularmente solo deben bajar un poco la intensidad.

En general, toda mujer puede practicar deporte durante el embarazo. Los únicos casos en los que esto no es conveniente son los siguientes:

  • Si hay sangrados o hemorragia vaginal.
  • Si se presentan contracciones tempranas.
  • Cuando la madre tiene hipertensióninducida por el embarazo.
  • Si hay ruptura temprana de las membranas, conocida vulgarmente como `ruptura de la bolsa´.
Grupo de embarazadas haciendo ejercicios sobre bolas fitness

El primer trimestre

El primer trimestre del embarazo es el más complicado para algunas mujeres. Si durante esta etapa te sientes excesivamente cansada, o tienes mareos y vómitos con frecuencia, tómate la actividad física con calma. Quizás no sea la prioridad en este momento. De todos modos, una caminata regular puede ser de gran ayuda.

Lo más adecuado en esta etapa, en especial si no has sido una gran deportista, es comenzar con ejercicios cuerpo-mente, como el yoga adaptado, ejercicios con autocargas o bandas elásticas y pilates. Durante los tres primeros meses tu cuerpo está haciendo tareas titánicas, así que no te excedas.

La práctica de un deporte como tal solo es aconsejable si ya lo practicabas antes, excepto que sean deportes de contacto. De lo contrario, caminar a paso rápido, especialmente por terrenos empinados, es una excelente opción.También es aconsejable subir escaleras cada vez que puedas.

El segundo trimestre

El segundo trimestre es una etapa más adecuada para practicar deporte durante el embarazo. Las actividades más aconsejables son aquellas que te ayuden a desarrollar más fuerza y resistencia. Pero no deben incluirse el levantamiento de pesos importantes ni las prácticas de contacto.

Lo más aconsejable sigue siendo la caminata a paso rápido. Así mismo, la natación resulta ser una excelente alternativa, ya que:

  • Fortalece el sistema cardiorespiratorio
  • Ayuda a controlar el peso
  • Contribuye a aliviar el dolor de espalda
  • Tonifica el cuerpo

Durante esta etapa es muy conveniente realizar los ejercicios de Kegel regularmente.Hacer pilates fortalece el suelo pélvico, por lo que también es una indicación pertinente, al igual que la práctica de yoga. La bicicleta estática o elíptica por 20 minutos, tres veces a la semana, podría ser magnífica, siempre y cuando el médico esté de acuerdo.

deporte en el embarazo

El tercer trimestre

Hacer deporte durante el embarazo se complica un poco más en el tercer trimestre, por el peso de la barriga. Esto hace que los movimientos sean más limitados y aparezcan mayores problemas de equilibrio. No es bueno que te quedes quieta, pero tampoco que te excedas con el ejercicio.

En esta etapa la caminata sigue siendo una actividad importante, ya que es un ejercicio estupendo para mantenerte en forma. Hacer yoga y pilates también es recomendable, pero a estos debes sumar sesiones de control postural y ejercicios de respiración.

En conclusión

En todas las etapas del embarazo es importante mantener una nutrición e hidratación adecuadas durante la práctica deportiva. También utilizar la ropa adecuada, en especial el sujetador. Si haces ejercicio sentada o en el suelo, levántate lentamente cuando tengas que incorporarte.

Las mujeres en estado de gestación no deberían practicar deportes como esquí náutico, alpinismo, submarinismo o aeróbicos intensos. Los deportes de raqueta, gimnasia deportiva o equitación se deben hacer con moderación, y siempre y cuando ya se practicaran antes del embarazo.

Compruebe también

La ONU reconoce oficialmente las propiedades medicinales del cannabis

La ONU ha reconocido este miércoles las propiedades medicinales del cannabis en una votación en …