El juez reabre la causa sobre la financiación de Podemos tras las revelaciones de El Pollo

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado reabrir la causa por la presunta financiación irregular de Podemos que fue archivada en el año 2016 a partir de la documentación y las revelaciones que ha aportado el general venezolano Hugo Armando Carvajal. Le ha citado a declarar como testigo en esta causa el próximo 27 de octubre.

Según informan en fuentes jurídicas a ABC, el juez ha dado este paso tras la documentación aportada y el relato expuesto por Carvajal, que apuntaría a que más allá de los fondos que el Gobierno de Hugo Chávez proporcionó a la Fundación CEPS, considerada germen de Podemos, en el año 2008 personas de la formación se habrían beneficiado de inyecciones económicas enviadas mediante valija desde distintos puntos del Caribe.

Esos movimientos se habrían producido, de acuerdo al relato de Carvajal, después de 2015, cuando la reforma del Código Penal introdujo como delito de la financiación de partidos políticos lo que hasta entonces se consideraba sólo una irregularidad. Esa reforma veta expresamente la recepción de fondos extranjeros procedentes de gobiernos y organismos, entidades o empresas públicas relacionadas con estos.

Aquella causa fue archivada por el entonces juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Alejandro Abascal, con el aval de la Fiscalía. En ese momento se investigaba la presunta recepción de fondos por parte del Gobierno venezolano a partir del denominado informe Pisa, elaborado en la Policía Nacional cuando estaba bajo la dirección Operativa de Eugenio Pino. Aquel informe, sin firma ni membrete, fue denostado por tratarse de un «conjunto desordenado de reproducciones de noticias».

Entre aquellas noticias estaba la orden de pago o punto de cuenta que había autorizado Hugo Chávez en 20o8 en favor de la Fundación CEPS, considerada el germen de Podemos y por la que pasaron varios de quienes luego fundarían el partido. El documento eran en cualquier caso anterior a la creación de la formación y quedaba fuera del marco normativo sobre la financiación de partidos políticos.

Esa orden de pago ha vuelto a la mesa del juez aportada por Carvajal, tal y como informó este diario. La diferencia es que acompaña varios documentos más y un extenso relato que sería fruto de su conocimiento directo en la etapa en la que ostentó la máxima responsabilidad de los servicios de Inteligencia de Venezuela.

El origen de la causa, con todo, estaba en un Juzgado de Instrucción de Zaragoza, que admitió una denuncia de la organización denominada Unión Cívica Española – Partido Por la Paz, Reconciliación y Progreso de España (UCESP), al hilo del informe Pisa e incluía igualmente referencias de una posible financiación de Podemos llegada desde Irán.

El próximo 27 de octubre, El Pollo Carvajal volverá al juzgado en calidad de testigo para declarar sobre este asunto, las diligencias 79/2016, tal y como consta en la cédula de citación a la que tuvo acceso este diario. El asunto, como su declaración, se están siguiendo bajo secreto de sumario.

Carvajal está inmerso en una estrategia de colaborar con la Justicia en el esclarecimiento de hechos de los que tendría conocimiento por su pasado al frente de la Inteligencia venezolana con la expectativa de paralizar su extradición a EEUU. Precisamente, este martes se ha notificado a su defensa que la Oficina de Asilo y Refugio ha rechazado el recurso que presentó contra la negativa de protección internacional que recibió en primera vuelta, tal y como ha revelado ABC.

Tres bloques de documentación

Carvajal solicitó declarar ante el juez García Castellón el pasado mes de septiembre, días después de ser detenido tras un año y diez meses en fuga para evitar esa extradición. En su comparecencia apuntó que tenía conocimiento de irregularidades por un lado, en las relaciones del régimen venezolano con personas de la órbita de Podemos y, por otro, en los grandes contratos que aquel Gobierno concedió a empresas españolas durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. Se comprometió a aportar documentación acreditativa de sus revelaciones.

Al ex jefe de los espías de Venezuela se le presume un vasto conocimiento de cuanto se cocía en el Palacio de Miraflores bajo gobierno de Hugo Chávez. La primera documental que aportó era una orden del mismo que autorizaba una orden de pago por importe de 8,8 millones de dólares en teoría, en favor del despacho de abogados que dirige en España Baltasar Garzón para que representase los intereses de la petrolera estatal venezolana frente a los investigados por blanqueo fruto de corruptelas que están en suelo nacional. El bufete ha negado la veracidad de ese documento, pues su encargo no lo era con Pdvsa sino con un despacho de abogados americano y las condiciones económicas serían distintas.

En una segunda tanda, aportó otros tres puntos de cuenta que relacionarían a los gobiernos de Venezuela con varios cofundadores de Podemos. Entre ellos, uno, ya desvelado por ABC en 2016, era una inyección económica de 7,1 millones de euros en favor de la Fundación CEPS. Aquella resolución mencionaba específicamente a Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Vestrynge en calidad de «aliados naturales de la revolución bolivariana».

El otro hacía referencia a la contratación de tres sociólogos, entre los que estaba Carolina Bescansa, para la comunicación de un «stand» de Pdvsa en una feria del petróleo en Moscú y lo firmaba ya Nicolás Maduro. Bescansa y la empresa intermediaria que figura en esa resolución, niegan la veracidad de la misma.

La última tanda de documentación se presentó la semana pasada, el miércoles y el jueves, e incluiría según las fuentes jurídicas consultadas por este diario, una explicación a modo de informe de los puntos de cuenta que ya había presentado en el que añadía otros datos de interés fruto de su conocimiento sobre el terreno. Apuntaba además a un asunto relativo a la corrupción en Pdvsa y el posible blanqueo posterior, pero sobre todo, a supuestas irregularidades en la financiación de Podemos.

Notiespartano/ABC

Compruebe también

Le tiendo mi mano dijo Nicolás Maduro a todos los gobernadores

Le tiendo mi mano a todos los gobernadores del país, incluídos los de oposición dijo Nicolás Maduro para trabajar en conjunto,