Diferencias en el deseo sexual de la pareja

Las diferencias en el deseo sexual son normales en la pareja, pues cada uno tiene sus propios ritmos. Sin embargo, es importante la comunicación con el otro para expresar los sentimientos. El desacuerdo puede tener consecuencias fuera del dormitorio, y nuestra pareja puede sentirse rechazada y frustrada al pensar que no sentimos atracción hacia ella.

No solo cada persona experimenta necesidades distintas en este aspecto, sino que además cada pareja tiene su propio ritmo. Aunque frecuentemente algunas personas quieren saber si la asiduidad con que mantienen relaciones es normal en comparación con otros, lo importante es que ambos miembros de la pareja estén satisfechos.

Es importante no ignorar las diferencias de deseo. Si tu pareja está más dispuesta en las mañanas y tú por las noches, es necesario conversar sobre el asunto de forma relajada para ponerse de acuerdo. Si tu pareja quiere tener relaciones pero tú no, debes decirlo con mucha delicadeza para que no se sienta rechazada. Si se ignoran estas diferencias, la pasión corre el riesgo de apagarse.

Como con cualquier costumbre en la vida, un distanciamiento sexual es muy perjudicial para la pareja ya que, a medida que se haga mayor, el problema será más difícil de resolver. Además, el distanciamiento en la cama tendrá efectos fuera del dormitorio. Si un miembro de la pareja quiere tener sexo constantemente y la otra persona se niega, aquél se sentirá rechazado y pensará que su pareja ya no siente atracción. También producirá frustración y una caída en la comunicación y el sentimiento de intimidad.

Las diferencias en el deseo sexual son normales en la pareja, pues cada uno tiene sus propios ritmos

Si el deseo de una persona decae solamente con su pareja —es decir, si experimenta deseo sexual al tener alguna fantasía—, esto puede ser un síntoma de problemas en la relación. La caída del deseo sexual señalaría una pérdida de un sentimiento de intimidad o una manifestación de disgusto. Por ejemplo, la libido de la mujer suele decaer si su pareja no tiene detalles románticos con ella, nunca pasan tiempo juntos o no le expresa su afecto.

Si este es tu caso, para revivir el deseo sexual es necesario darle un nuevo aire a tu relación y pasar tiempo de calidad juntos. Esto es mucho más difícil si tienen hijos. No obstante, vale la pena que hagan los arreglos necesarios para pasar tiempo a solas.

La actividad es irrelevante —pueden dar un paseo o salir a cenar—, lo importante es que aprovechen este tiempo para comunicarse y disfrutar. Otro detalle importante son las expresiones de afecto. Si amas a tu pareja, manifiesta tu sentimiento continuamente, sin importar si eso conduce al sexo.

También otra forma de llegar a un arreglo es crear una ocasión especial en la que tu pareja entre en el estado de ánimo para el sexo. En lugar de solamente tener relaciones antes de dormir, podrían tener una cena romántica. O podrías poner una música relajante y darle un masaje en todo el cuerpo en un ambiente romántico. Si preparas una situación especial que haga sentir a tu pareja relajada, deseada y amada, con toda seguridad despertarás su deseo sexual.

Notiespartano

Compruebe también

10 sorprendentes beneficios que tiene el sexo para tu salud

El sexo, más allá del placer físico que proporciona, puede aportarnos interesantes beneficios, algunos poco conocidos. …