Costos de locales empujan a profesionales al trabajo informal

Consumidores dicen que diversos oficios se hacen en la calle por la crisis, reparaciones de electrodomésticos y calzado, venta de comida. Hay riesgos de estafa.

Anaís Jiménez señaló que “hay personas que tuvieron un restaurante y por alza en los alquileres montan una taguarita en la calle con toldito, mesa y sillas. Por necesidad lo hacen, tienen ollotas en un anafre. No es seguro”.

Comentó que con la comida en la calle hay riesgo, y se pregunta ¿qué higiene tiene el que ofrece almuerzos en esas mesitas por $1?. Por lo económico la gente se arriesga”.

Sonia Arias dijo que “los zapateros también son buhoneros. Hay locales para eso, pero muchos están en la calle. Mi hermano fue con un zapatero de esos, le llevó zapatos en varias oportunidades, pero en la última le quedó mal. Dijo que el lugar donde guardaba los zapatos se lo abrieron y los robaron todos. Hay semanas que ve al tipo y otras que no, hay un riesgo de estafa”.

Comentó que los consumidores recurren a estas personas porque a veces cobran más barato que un local. “Los que arreglan electrodomésticos en locales tienen precios estrambóticos y los improvisados son más baratos”.

Oficios, trabajos y la informalidad

Añadió que “el desempleo y la inflación llevan a la gente a buhonerizar su oficio y actividad y a formar parte de la informalidad . Aumento de alquiler de locales más que todo. Hay charlatanes que dicen saber y no saben. La buhonerización y la informalidad aumentó 100%”.

Carlos Cortez indicó que “hay gente que vende víveres en la calle en lugar de hacerlo en un local. Eso es un peligro porque hay personas inescrupulosas”.

“Una vez sucedió que mezclaron la leche en polvo con cal en empaques al de tal que vendían los buhoneros, y hubo gente que murió. Ahí hay un riesgo de salud”.
“Por la situación país hacen cualquier cosa para obtener ingresos y por eso se buhonerizan y comienzan a formar parte de la informalidad”, aseveró.

José Gil dijo que en Catia se ve mucha improvisación de oficios en la calle. “Hacen tatuajes, ponen brackets, piercings y zarcillos, cortan cabello, hacen pedicure en la vía sin las medidas mínimas de higiene “.

“Son personas improvisadas, supongo que alguna vez trabajaron con un odontólogo o vieron algo en You tube y ahora lo hacen en la calle para ganar dinero. Hay un riesgo para salud al ponerse en sus manos”, aseveró.

“Lo hacen por la situación económica, no hay fuentes de empleo formal, cerraron empresas. La buhonerización subió 60% en pandemia”, aclaró.

Buhoneros online

Daniela Ochoa afirmó que por redes sociales reparan electrodomésticos , eso es a todo riesgo. Se entega algo para reparar y puede ser que funcione unos días y luego se daña. Y dónde lo buesca uno si no atiende el teléfono”.

Melany Díaz dijo que “hay riesgo de estafa cuando se compran productos por iredes sociales.

“Compré un desodortante en crema por instagram, venía con su plástico y sello, al abrirlo me di cuenta que tenía menos de la mitad”, detalló.
“Le escribí al vendedor pero no me devolvió el dinero ni me cambió el producto, y luego ni siquiera me respondía los mensajes y las llamadas. Era un combo de artículos de higiene personal en dólares”.

Añadió que “la gente cae en esas situaciones o de buhonero porque no coinsiguen empleo o el sueldo no les alcanza”.

Barberos

“Mi barbero me contó que tres de sus clientes fueron a barberos de calle y les salió un hongo en el cuero cabelludo. Fueron con el de la calle porque es más barato. Por la higiene es mejor ir a un local. Hay un riesgo de salud, esa gente no esteriliza los instrumentos”.

Féliz Silva es barbero en la calle y dijo que “no estoy en un local porque el alquiler es caro. No es que no quiera pagar, es que a uno no le alcanza. Todo es para comida y no voy a trabajar solo para eso. Ahorro en gastos y aquí estoy tranquilo”.

Notiespartano/2001

Compruebe también

Feministas exigen acciones contra la violencia de género

Este 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la …